eToro
De eToro
986 Vistas

Con Trump de presidente, ¿qué deberían esperar los inversores?

El 20 de enero, Donald J. Trump, será oficialmente el 45º presidente de Estados Unidos. Con su personalidad extravagante y provocadora, el hombre de negocios convertido en político ha copado titulares desde el comienzo de su campaña. Pero, ¿cómo afectará la presidencia de Trump a la economía global?

 

El miedo inicial

Al principio, se pensaba que la demócrata Hillary Clinton era la favorita en la carrera presidencial. En Wall Street, era la candidata favorita y cada vez que salía favorecida en las encuestas, el mercado reaccionaba positivamente. Por tanto, no fue ninguna sorpresa que cuando se anunciaron los resultados oficiales y Trump fue declarado vencedor, Wall Street entrara en pánico y los principales índices se desplomaran.

 

No obstante, cuando el mercado se tranquilizó, la tendencia negativa se invirtió, las pantallas se tiñeron de color de verde, el USD empezó a subir y los principales índices comenzaron a alcanzar nuevos máximos a diario. Había comenzado un nuevo periodo y el optimismo estaba por las nubes.

 

La «Trumpeconomía»

No olvidemos que Trump es del partido republicano y ha sido considerado un hombre de negocios de éxito durante décadas. La tendencia alcista que ha estado barriendo Wall Street podría atribuirse a la  tradicional predilección del partido republicano por un gobierno pequeño, con poca interferencia en la economía, lo cual Trump, casi con toda seguridad, mantendrá. Además, Trump realizó promesas muy solemnes, afirmando que impulsaría la economía estadounidense, y ahora que ha sido elegido, sus antecedentes en el mundo de los negocios podrían dar más validez a estas declaraciones.

 

Hasta ahora, el mercado no para de subir, tanto que los medios estadounidenses han llamado a este fenómeno «Trumpeconomía». Entre los principales índices, el NASDAQ y el S&P 500 están registrando ganancias continuas, y el Dow Jones se acerca a los 20 000 puntos por primera vez en la historia.

 

Al sur por el sudeste

En lo referente a México, la economía del vecino del sur de Estados Unidos ya ha sufrido un buen varapalo con la victoria de Trump. Cada vez que este salía favorecido en las encuestas antes de las elecciones, el peso perdía sistemáticamente valor frente al dólar, y más aún tras su victoria. Además, desde que fue elegido, Trump no ha parado de lanzar pullas contra las empresas que tienen presencia en México.

 

Tras una reunión con el presidente de Alibaba, Jack Ma, ambos dijeron que colaborarían para incrementar la presencia del gigante del comercio electrónico chino en Estados Unidos (supuestamente creando un millón de empleos), aunque no han dado detalles de cómo se llevará a cabo.

 

El tuit que mueve mercados

En general, las redes sociales han sido el arma preferida de Trump en los últimos años, y en varias ocasiones, ha sido capaz de influir en la economía con un máximo de 140 caracteres.

 

No es ningún secreto que Trump dice lo que se le pasa por la cabeza, y raramente filtra sus pensamientos. No obstante, si se combina el hecho de que no tiene pelos en la lengua, que cuenta con millones de seguidores en Twitter y que ahora ocupa el cargo más poderoso del planeta, el resultado es la capacidad de provocar cambios drásticos en la economía global. Por ejemplo, cuando Toyota anunció que iba a construir una fábrica para el modelo Corolla en México, Trump utilizó su cuenta de Twitter para decir que impondrá impuestos específicos a los fabricantes de automóviles que intenten exportar coches a Estados Unidos desde México. Cada vez que Trump envía un tuit con su opinión o con las medidas que piensa adoptar en relación con la intención del fabricante de automóviles de producir en México, la acción de esa empresa baja.

 

Otro ejemplo del poder de Trump en las redes sociales es cuando criticó el caza de combate F-35 de Lockheed Martin al considerarlo demasiado caro, y comentó que había pedido a la empresa rival Boeing que fabricara un avión similar más barato. Este tuit provocó el desplome de la acción de Lockheed, que perdió un 2 %, además de disparar la acción de Boeing un 1 %. De hecho, la influencia de Trump pore Twitter ha sido tan destacada, que con bastante frecuencia ha habido llamamientos para que se cancele su cuenta de esta red social.

 

En resumen: la era Trump ha comenzado

Junto con la votación sobre el brexit, la elección de Trump se recordará como el evento más influyente, desde una óptica económica, de 2016. A comienzos de 2017, los efectos de la «Trumpeconomía» ya están muy presentes en el mercado y han llegado para quedarse (al menos durante cuatro años). La economía estadounidense ya se está adaptando a la nueva realidad y los principales organismos financieros ya están realizando ajustes. La Reserva Federal, por ejemplo, ha elevado los tipos en diciembre y, probablemente, los vuelva a subir al menos una vez más este año.
Los inversores que deseen beneficiarse de la presidencia de Trump deben prestar mucha atención a sus anuncios relativos al mercado estadounidense, sus reformas y planes previstos de acción, y también, sobre todo, a su cuenta de Twitter. Con la gran presión ejercida por la votación sobre el brexit en las economías británica y europea (y en el euro y el GBP respectivamente), Wall Street y Estados Unidos parecen contar con una base más estable en los próximos años, un periodo que debería ofrecer oportunidades interesantes para los inversores, tanto a corto como a largo plazo.

>>¡Abra una cuenta de eToro gratuita e invierta en los mercados en 2017!<<

986 Vistas