eToro
De eToro
988 Vistas

Revisión Semanal 07-13/09/2015

El CAD, NZD y AUD sienten la presión de la caída china  

Con la decisión sobre política monetaria del BCE y las cifras del indicador de Nóminas No Agrícolas (NFP) de EE.UU. ahora fuera del tapete, los mercados pueden volver a centrarse en la creciente crisis de China. Los últimos datos publicados continúan apuntando a una deceleración de la economía china que ya está teniendo repercusiones de gran alcance. Mientras es relativamente común que las economías emergentes confíen en recursos para su crecimiento, esto no es algo tan común en las economías desarrolladas. Aunque, desde luego, hay excepciones. Y en ningún sitio se sienten más intensamente los males de China que en las economías que dependen del crecimiento chino. Nos referimos concretamente a las economías de materias primas o relacionadas con los recursos, es decir, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. En la semana próxima, tendremos tres eventos clave que potencialmente moverán las fichas del mercado que podrían afectar a dichas divisas. Hoy, examinaremos más detenidamente al dólar canadiense, el dólar australiano y el dólar neozelandés, conocidos familiarmente por los operadores de divisas, como el Loonie, el Aussie y el Kiwi, respectivamente.

El dólar canadiense siente la presión

El Banco de Canadá (BOC, por sus siglas en inglés) está a punto de revelar su decisión sobre política monetaria. Además de la situación en China, más cerca de casa, el BOC debe tener en cuenta la mal acogida noticia de que Canadá se encuentra oficialmente atrapada en una recesión. Aunque las cifras reales variaban ligeramente de las expectativas de los analistas, sin duda eran pésimas. Las últimas cifras muestran que la economía de Canadá había sufrido su segunda contracción consecutiva en el según trimestre, con un PIB que caía en un 0,5% (año tras año). Y lo que es peor, las cifras del primer trimestres se revisaron a la baja en un -0,8%. Aunque el Banco de Canadá espera alguna mejoría en los dos últimos trimestres del año, su previsión de crecimiento general ha bajado del 1,9% al 1,1%, lo que es desde luego una reducción significativa.

El colapso en el precio del petróleo ha jugado un papel clave en la caída de la economía de Canadá, pues el petróleo supone casi el 17% de su crecimiento económico. Canadá depende mucho de las importaciones chinas de petróleo y con el descenso de la demanda de China, el panorama para Canadá también se ensombrece. El dólar canadiense que ha cotizado recientemente al tipo más bajo de los últimos 11 años contra el dólar americano y la divergencia de políticas monetarias a corto plazo podrían incrementar la fisura. Aunque el BOC podría estar considerando bajar los tipos de interés, esto se produciría al mismo tiempo que la Reserva Federal está pensando subir sus tipos. Los analistas no han alcanzado un consenso, pero aumentan las expectativas de que el BOC podría bajar de nuevo su tipo de referencia.

¿Está el dólar neozelandés demasiado alto? 

El Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ, por sus siglas en inglés) publicará su decisión sobre tipos de interés y su política el miércoles. Como Australia y Canadá, la economía del AUD depende en gran medida de las materias primas para su crecimiento, en este caso, de los productos lácteos. El continuo declive en los precios de los lácteos ha resultado en la reducción de las previsiones de crecimiento del país. De hecho, las últimas noticias económicas son bastante decepcionantes; la confianza empresarial ha caído a las cotas más bajas de los 6 últimos años y que las ventas minoristas descendieron a la cifra más baja de los 3 últimos años en el segundo trimestre. Por si fuera poco, los economistas piensan que el consumo privado y la construcción podrían impulsar el crecimiento de Nueva Zelanda. No obstante, el crecimiento podría verse perjudicado por una divisa demasiado alta  que pesa sobre los precios de las exportaciones.  En julio, el RBNZ redujo su tipo de referencia de contado al 3,0%. Y aunque dicho tipo es considerablemente mayor que sus principales colegas, cada vez se barajan más expectativas de que podría estar a la espera otra reducción.

Angustia por el dólar australiano

En Australia, la caída de los precios de las materia primas, sobre todo la del mineral de hierro que cayó aproximadamente el 40% el pasado año, también ha repercutido negativamente en el crecimiento económico. La minería del mineral de hierro, por ejemplo, supone casi el 10% del PIB de Australia y más de la mitad del mineral de hierro del mundo procede de la región occidental de Australia. Pero los analistas señalan del riesgo que corren dichas economías que tienden a depender demasiado de los recursos naturales, como el petróleo o el mineral de hierro, si no se cubren contra dicha sobredependencia buscando medios alternativos de crecimiento.

Ahora, aunque el PIB del primer trimestre ha superado las expectativas de los analistas, la reciente publicación de las cifras del segundo trimestre ha supuesto una gran decepción. Las expectativas apuntaban a un crecimiento del 0,05% en el segundo trimestre, pero los números reales muestran que la economía australiana creció solo un 0,2% (trimestre a trimestre). Anualmente, el PIB era del 2.0%, bastante por debajo de la media de los últimos 15 años del 3,6%. El Fondo Monetario Internacional cree que Australia podría tener que enfrentarse a algunos desafíos en el futuro en términos de crecimiento y niveles de vida. Ahora, los mercados se centrarán en la publicación de los datos del mercado laboral previstos para el próximo jueves para valorar el impacto del declive del crecimiento.

Vayamos al grano

Mientras la economía china continúa derritiéndose, los mercados se centrarán en el impacto en las divisas relacionadas con las materias primas, como el CAD, NZD y AUD. Si el Banco de Canadá o la Reserva Federal de Nueva Zelanda se plantan, sus respectivas divisas se moverán en tándem en línea con las noticias de China, buenas o malas. No obstante, si el Banco de Canadá o la Reserva Federal de Nueva Zelanda, se mostrara excepcionalmente blando, la divisa de la materia prima en cuestión podría encontrarse en el extremo del boxeador golpeado. Y empujado a su respectivo rincón del ring, el CAD y/o el NZD podrían tardar algún tiempo en recuperarse. En cuanto al AUD, a falta de noticias de China, las sólidas cifras laborales podrían dar un empujón al dólar australiano, aunque podría producirse una decepción.

En el cartel

PIB del segundo trimestre de la Eurozona (martes) – Esta será la segunda publicación del crecimiento del PIB del segundo trimestre en la Eurozona. Si la segunda publicación se revisara a la baja las cifras de preliminares de crecimiento, el euro podría enfrentarse a más presión de venta.

Decisión sobre tipos del Banco de Canadá (miércoles) – Si el Banco de Canadá se ablanda y decide aflojar más, el dólar canadiense (CAD) podría enfrentarse a intensas ventas.

Decisión sobre tipos de la Reserva Federal de Nueva Zelanda (miércoles)- Si la Reserva Federal de Nueva Zelanda reacciona a la convulsión china relajando su propia política monetaria, el AUD podría verse golpeado sobre todo frente al yen, el dólar e incluso la libra esterlina.

Desempleo australiano (jueves) –  Si el índice del desempleo australiano aumenta repentinamente, aumentará también la probabilidad de que el Banco de la Reserva de Australia se torne más blando y, en consecuencia, el AUD podría enfrentarse a ventas contra sus colegas, el dólar, la libra esterlina y el yen.

Gráfica de la semana – GBP/JPY

GBPJPY weekly

Calendario económico:

988 Vistas