eToro
De eToro
846 views

Revisión Semanal 14-20/12/2015

¿Acabará el 2015 con una subida de las tasas de interés de la Reserva Federal?

Cada semana se producen varios acontecimientos que podrían generar movimiento en los mercados. Pero no nos confundamos, no hay ningún otro acontecimiento, esta semana o cualquier otra, que se pueda comparar con el motor del mercado del miércoles. Este es el día en el cual el Banco de la Reserva Federal anuncia su decisión final sobre la política monetaria del año.

Lo cierto es que, durante el último año, la Reserva Federal ha captado nuestra atención al menos una vez al mes, ya sea en un contexto o en otro. Tal vez sea el discurso de la presidenta, o la publicación de las actas de la reunion, o una actualización del Libro Beige. Pero este es, verdaderamente, el acontecimiento que todos los mercados mundiales han estado esperando ansiosamente. Una subida de las tasas de interés se consideraría un acontecimiento histórico y un indicador de que la crisis económica de 2008 ha llegado finalmente a su fin. También indica que el dólar estadounidense está destinado a mantener su fortaleza durante mucho tiempo.

Una subida de las tasas de interés impulsaría el dólar

Por primera vez en nueve años, la Reserva Federal está a punto de subir las tasas de interés. Una docena de individuos que conforman el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal tienen en sus manos el destino del mundo. Hay grandes expectativas de que presenciaremos al menos una subida nominal en el tipo de referencia. Dado que se han necesitado nueve largos años, un incremento de las tasas de interés tendrá una repercusión importante e inmediata. El dólar se recuperará frente a otras divisas, lo que significa que el EUR/USD podría finalmente alcanzar la paridad o incluso descender por debajo.

Las materias primas y la renta variable podrían sufrir un revés

Ahora, con una subida de las tasas de interés, el oro y el petróleo se podrían someter a fuertes presiones si tenemos en cuenta la mejora del apetito por el dólar, así como la presión generada por una demanda decreciente de metales preciosos y petróleo. En lo que respecta a la renta variable, la reacción precipitada en Wall Street podría ser negativa. No obstante, dicha decepción probablemente será breve. La renta variable con el tiempo se recuperaría y continuaría repuntando en medio de la fortaleza subyacente de la economía estadounidense.

¿O está la Reserva Federal preparando una amarga sorpresa?

Aunque en general los analistas esperan que la Reserva Federal aumente las tasas de interés en la reunión de política de esta semana, nunca se sabe. Numerosos factores intervienen en el proceso de toma de decisiones de la Reserva Federal. Estos factores incluyen datos económicos de los EE. UU. (generalmente positivos) y el crecimiento global (generalmente no tan positivo). Un dólar demasiado fuerte podría tener un impacto negativo en el comercio y, en última instancia, podría no tener el resultado deseado. Por otro lado, Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal, ha prometido constantemente una subida de las tasas de interés este año. De modo que esta reunión es su última oportunidad para cumplir esta promesa para que no pierda credibilidad.

 

La Reserva Federal ha sorprendido en el pasado, en general por la gran decepción de los bajistas del dólar. Si la Reserva Federal no aumenta las tasas de interés, el dólar podría perder terreno en medio de esta decepción. Mientras tanto, la recuperación que se iniciaría en la renta variable y el oro vendría acompañada de la recuperación de las divisas compañeras del dólar, a saber, el euro y la libra esterlina.

Vayamos al grano

 

Todo se reduce a ésto: si la Reserva Federal aumenta las tasas de interés, el dólar se recuperaría ampliamente mientras que la renta variable podría verse afectada de forma preliminar. Si la Reserva Federal sorprende, el dólar podría someterse a una amplia presión mientras que los bajistas de Wall Street lanzarían un enorme suspiro de alivio. Aunque la mayoría de las apuestas apuntan a una subida de las tasas de interés el miércoles, sigue habiendo un poquito de incertidumbre. Al igual que el resto del mundo, estaremos esperando ansiosamente la decisión trascendental.

 

En la bandeja

Actas de la reunión del RBA (martes)- Si las actas del RBA revelan un RBA optimista entonces el dólar australiano podría ganar frente al yen y el euro.

IPC básico del Reino Unido (martes)- Si el IPC básico del Reino Unido se incrementa podría suavizar la presión de ventas sobre la libra esterlina.

IPC básico de EE. UU. (martes)- Si el IPC básico de EE. UU. (inflación excluyendo precios de los alimentos y de la energía) avanza hasta el 2% año tras año o por encima, aumentarán las probabilidades de una subida de las tasas de interés de la Reserva Federal el miércoles y provocará la subida del dólar. 

IPC básico de la Eurozona (miércoles)- Si el IPC básico de la Eurozona (inflación excluyendo bienes y energía) desciende por debajo del 0,9% año tras año una vez más, el euro podría verse afectado.

Desempleo de la ILO del Reino Unido (miércoles)- Si el desempleo en el Reino Unido desciende por debajo del 5,3% podría, al igual que el IPC, aliviar la presión de ventas pero no nos engañemos, la decisión de las tasas de interés de la Reserva Federal será el comodín para todos los pares.

Decisión de las tasas de interés de la Reserva Federal (miércoles)- La decisión sobre las tasas de interés más importante del año e indudablemente el acontecimiento económico más importante de la semana. Si la Reserva Federal aumenta las tasas de interés por primera vez en más de 9 años, el dólar se impulsaría de un modo generalizado y el EUR/USD podría bajar por debajo de 1.

Decisión de las tasas de interés del Banco de Japón (viernes)- Si el Banco de Japón se mantiene firme y ligeramente optimista, el yen podría ganar frente a sus divisas compañeras más débiles, como el euro o la libra esterlina.

Gráfica de la semana

AUS200 (1)

Calendario económico:

846 views