eToro
De eToro
795 views

Revisión Semanal 15-21/06/2015

¿La subida de la tasa interés por parte de la Reserva Federal vuelve a estar sobre la mesa?

Esta semana, las operaciones en el mercado estarán dominadas por una sola pregunta: ¿Está EE.UU. listo para una subida de la tasa de interés en septiembre? Con los positivos datos que mostraron las nóminas no agrícolas a principios de mes, publicando unas ganancias de 280 mil y pronósticos arrasadores, los inversores están nuevamente emocionándose con la idea. De hecho, muchos inversores comparten la creencia de que el reciente bache en la economía de Estados Unidos fue simplemente transitorio. Entonces, ¿a qué debemos prestar atención, que apoye a la creencia colectiva de los inversores? Dos cosas, específicamente: La posición de la Reserva Federal y las últimas cifras de la inflación.

Primero esta semana, el día miércoles, saldrá a la luz la decisión sobre la política del FED. Sin embargo, esta decisión no se dará a conocer de la manera usual, con una conferencia de prensa, sino que los inversores dependerán únicamente de las palabras del anuncio de la Reserva. Lo que los inversores querrán serán respuestas de Janet Yellen y el FOMC, muchas respuestas. ¿Está la tasa de empleo lo suficientemente alta? ¿Se está estabilizando la inflación? ¿Está mejorando el crecimiento?

Recuerde que la Reserva se centra principalmente en tres dimensiones de la economía, empleo, crecimiento e inflación. Dadas las últimas lecturas, sabemos que la situación laboral en EE.UU. ha mejorado enormemente. De hecho, los expertos consideran que los niveles de desempleo en Estados Unidos ahora son lo suficientemente bajos para garantizar una subida del interés. Debido a la tendencia al alza de las cifras de las nóminas no agrícolas, la Reserva debería proporcionar una respuesta a la primera pregunta. Una respuesta positiva podría sugerir a los inversores que la Reserva puede estar a punto de subir el interés, quizá en septiembre, lo que daría soporte al dólar.

La Reserva puede responder a la pregunta sobre el crecimiento con algo de ambigüedad, ya que las cifras de crecimiento del segundo trimestre no se presentarán hasta el mes que viene. Y en cuanto a la tercera pregunta sobre la inflación, la Reserva puede estar algo cauta también, ya que las cifras del IPC no se publicarán hasta el jueves.

En general, los inversores intentarán estimar si la Reserva parece optimista. Si la Reserva parece estar en guardia, los inversores pueden concluir que podría posponerse de nuevo la subida del interés. Eso, por supuesto, sería negativo para el dólar, y positivo (posiblemente) para Wall Street.

Umbrales de inflación

Cuando hablamos de las cifras reales de la inflación, ¿a qué deberíamos prestar atención cuando se publique el IPC el jueves? Ya que la “zona de confort” de la Reserva es 2% al año, ese sería lógicamente el primer nivel a observar. En realidad, sería muy raro que la inflación en los anuncios llegara al 2%, ya que actualmente está bajo cero, al -0,2. Sin embargo, si observamos la inflación subyacente, que neutraliza los componentes volátiles como la alimentación y la energía, la última lectura llegó al 1,8%. De manera que, tratándose de la inflación subyacente, los inversores pueden realísticamente esperar un redondo 2%.

La segunda marca en la que deberíamos centrarnos está relacionada con la inflación global. Ahí, los inversores esperan que el medidor de la inflación vuelva a territorio positivo de su actual -0,2%. Si se validan ambas esperanzas, es decir si la inflación subyacente y global llega a sus objetivos respectivos, será una señal optimista para el dólar. ¿Y para Wall Street? No necesariamente, ya que Wall Street se ha convertido en algo más vulnerable durante las últimas semanas.

¿Otra bomba desde Suiza?

El jueves, los observadores del Franco Suizo se centrarán en la declaración de política del SNB. Recuerde, en enero, el SNB sorprendió a los mercados liberando la pinza del Franco Suizo al Euro.  El SNB también sorprendió a los mercados con movimientos agresivos, disminuyendo la tasa de referencia por debajo de cero.

Naturalmente, los inversores quieren saber qué carta sacará el SNB de la manga. Hasta ahora, a pesar de una tasa de referencia del -0,75%, la economía suiza está aún sumergida en el territorio deflacionario. Actualmente la tasa de inflación está al -1,2% interanual. Esto significa esencialmente que el pronóstico de la inflación suiza está deteriorándose y volviéndose algo arriesgado. Por tanto el SNB puede verse forzado a soltar otra bomba. Ésta puede venir en forma de liquidez adicional o de otro recorte del interés o incluso ambos.

Aunque hay una posibilidad de que el SNB tome una posición de esperar y observar, los inversores están ahora acostumbrados a las sorpresas y a las medidas drásticas. Si el SNB actúa o si utiliza una retórica muy explícita de medidas agresivas en su declaración, las ventas del CHF podrían producirse. Esto significa que tanto el EUR y el USD podría ganar contra su competidor suizo. Pero, si no hay acción por parte del SNB ni indicaciones de acción, el EUR/CHF y el USD/CHF podrían de nuevo descender.

Vamos al grano

Mientras que el anuncio del Banco Nacional Suizo será crítico para las operaciones con CHF, los mercados se centrarán principalmente en Estados Unidos. El miércoles, tenemos el principal evento de la semana, la decisión sobre la política de la Reserva Federal. Si la Reserva se muestra optimista, los inversores elevarán sus apuestas sobre una subida del interés que se producirá más pronto que tarde.

Si, por el contrario, la Reserva suena preocupada, los inversores esperarán que la subida del interés se retrase de nuevo. En el caso de que se produzca lo anterior, el dólar podría verse apoyado mientras que si fuera lo segundo, podría ser negativo para la divisa, aunque podría dar apoyo a los valores de Wall Street. La publicación del IPC del jueves ocupa una segunda posición en el anuncio de la Reserva, por supuesto, pero los inversores podrán usar los datos para calibrar mejor la probabilidad de una subida del interés. Si, como acabamos de mencionar, la inflación subyacente y global llegaran a sus umbrales respectivos, el dólar podría hacerse más fuerte, ya que surgirán las apuestas sobre la subida del interés. A medida que el sentimiento de Wall Street está más agitado, una lectura de la inflación al alza, que podría volver a poner sobre la mesa la perspectiva de una subida del interés, podría causar problemas para las acciones y los índices.

En la bandeja

Lectura de la reunión del RBA (martes) – Revelará el protocolo de la última decisión sobre el interés del RBA. Si el protocolo revela que hay una probabilidad de otro recorte del interés, el dólar australiano podría enfrentarse a una caída.

IPC central Reino Unido (martes)- Si la inflación central de Reino Unido se acerca al 1%, esto indicará que la inflación de Reino Unido está volviendo gradualmente, y que la subida del interés, aunque sigue distante, ahora se perfila en el horizonte, lo que será positivo para la Libra Esterlina.

Índice ZEW alemán (martes)- Si el índice ZEW alemán, que mide el sentimiento de la economía alemana, se mueve al alza, esto será una señal positiva para el Euro y podría dar soporte potencialmente al DAX.

Reunión no política del BCE (miércoles)- A pesar de que la reunión no es una reunión monetaria, cualquier mención de asuntos de perfil alto como más liquidez o la forma en que el BCE gestionará a Grecia, podría generar cambios en el Euro.

Acta de la reunión del BoE (miércoles)- Si el acta de la reunión del BoE revela que el mismo está menos cauto, y quizá vea que la inflación se está estabilizando, podría ser positivo para la Libra.

Desempleo ILO Reino Unido (miércoles)- Si el desempleo de Reino Unido cae por debajo del 5,5%, se considerará altamente positivo para la Libra. Si no hay cambios desde el 5,5%, no se producirán efectos, mientras que una subida podría exponer a la Libra a presión por la venta.

Decisión sobre el interés FOMC (miércoles)- El principal evento de la semana. Si la Reserva usara una retórica que sugiriera una subida del interés en septiembre, el dólar podría ganar mientras que Wall Street podría bajar potencialmente, y viceversa.

Decisión sobre el interés SNB (jueves) Los inversores estarán deseando ver si el SNB anuncia o al menos sugiere que el interés en Suiza podría bajarse de nuevo por debajo del -0,75%. Si este fuera el caso, el CHF podría enfrentarse a una renovada presión por la venta.

IPC Estados Unidos y IPC central (jueves) – Si la inflación central de Estados Unidos se acerca o llega al 2%, se considerará altamente positivo para el dólar y elevará la posibilidad de una subida del interés.

Acta del BoJ (viernes)- El protocolo del BoJ tras el discurso de su Presidente Kuroda la semana pasada sobre el valor justo del Yen será un evento muy observado y podría afectar al sentimiento hacia el Yen.

Gráfica de la semana – USD/CNY

CNHUSD Weekly

Calendario económico:

Calendario económico en tiempo real proporcionado por

795 views