eToro
De eToro
1014 Vistas

Revisión Semanal 8-14/06/2015

Buen momento para el Dólar Australiano

Esta semana los inversores se concentrarán en el Dólar Australiano, el comodín del espacio FX del Pacífico Asiático. El Dólar Australiano ha estado bajo presión de venta desde que el RBA recortó su tipo de referencia, una vez en marzo y de nuevo en mayo, a un bajo del 2%. Aún así, con cada evento que mueva el mercado para el Dólar Australiano, tanto si es una decisión sobre el interés del RBA, datos de crecimiento e inflación o simplemente un discurso de Glenn Stevens ( Presidente del RBA) los inversores están mordiéndose las uñas, aún confusos sobre qué será lo próximo para el Dólar Australiano

¿Cambiará la suerte del Dólar Australiano

Cuando el RBA recortó su tipo de referencia al 2% en mayo, se vio como un signo de que quizá vinieran tiempos más cautos para el AUD. Pero, durante las últimas semanas, han aparecido algunos posibles brotes verdes para la economía australiana. El crecimiento del PIB sorprendió para bien, con una lectura del 2,3% interanual y las expectativas de la inflación del consumidor subieron al 3,6%. Además, en la reunión de junio, el RBA decidió no cambiar las tasas, tomando un enfoque de esperar y observar.

A pesar de lo anterior, la situación para el Dólar Australiano no está tan clara. Es cierto que aunque los datos de las últimas semanas han mostrado algunas señales de estabilización, el RBA ha dejado la puerta abierta a más estímulos. Como tal, el AUD aún no está fuera de peligro, y se necesitan más datos mejorados para impulsar a la divisa hacia arriba. Eso nos lleva a la publicación australiana de esta semana que podría ayudar al Dólar Australiano a subir o empujarlo hacia abajo de nuevo. Después de todo, con el RBA en espera para recortar aún más el interés, incluso la más mínima decepción podría significar malas noticias para el AUD.

Durante esta semana, los inversores observarán tres indicadores clave que podrían inclinar al Dólar Australiano en cualquiera de las dos direcciones. La primera no es una publicación de la economía australiana per se, pero aún así es muy relevante. Como se sabe, China es el mayor impulsor del crecimiento australiano. Por tanto, la salud del Dragón Chino es crítica para la economía australiana, para ayudarla a acelerar y que el Dólar Australiano se recupere. El IPC de China se publicará el martes, y revelará si China se está estabilizando o sigue ralentizándose. Si el IPC chino intermensual mejora tras caer dos meses consecutivos, eso se considerará positivo para el Dólar Australiano. Incluso una lectura del 0% podría considerarse medianamente positiva, pero cualquier otra cosa distinta a una subida sería negativo para el AUD.

El segundo evento clave será el discurso del Presidente del RBA, Glenn Stevens. Aunque el acta del RBA ya ha revelado una posición cauta del RBA, será interesante oír cómo el Presidente analiza los últimos datos. Si sugiere que las tasas podrían permanecer tal cual por ahora, eso podría ayudar al Dólar Australiano a estabilizarse.

Luego, la publicación del desempleo australiano seguirá como tercer indicador. Tras la subida al 6,2% desde el 6,1% del mes pasado, los seguidores del Dólar Australiano querrán ver que la tasa de desempleo permanece al 6,2% o, preferiblemente, desciende. Un aumento en la tasa del desempleo podría afectar negativamente al AUD, lo que podría iniciar una fuerte caída.

Ventas al por menor, EE.UU.: Nunca aburren

El crecimiento económico de Estados Unidos ha estado suavizándose durante un tiempo, y la lectura de abril de las ventas al por menor presentaron una visión no muy positiva del consumidor estadounidense. Ahora, los inversores de Wall Street y los seguidores del dólar esperan que las ventas al por menor de EE.UU. suban. Si las ventas al por menor se recuperan, preferiblemente en un 0,3% o más, eso se considerará positivo para el dólar y para los índices de Wall Street.

Vamos al grano

Con el Dólar Australiano, los inversores querrán lecturas mejores de lo esperado a nivel global, y un RBA menos cauto permitirá al AUD quizá empezar a recuperarse. Cualquier otra cosa significaría que la probabilidad de otra caída del AUD es más que probable. En EE.UU., si las ventas al por menor vuelven con una subida de más del 0,1% (y preferiblemente en más del 0,3%), será positivo para el dólar y para Wall Street.

En la bandeja

Exportaciones Alemania (lunes) – Arrojará luz sobre el rendimiento del motor de exportación alemán.

IPC chino (martes)- Si el IPC chino intermensual sube, será positivo para el mercado de las materias primas, y para el Dólar Australiano y Neozelandés.

Informe sobre la inflación Reino Unido (martes)- Se espera que afecte de forma importante a la Libra Esterlina y al FTSE100. Si las expectativas de inflación se revisan al alza, esto beneficiará a la Libra Esterlina y podría ser negativo para el FTSE100.

Discurso del Presidente del RBA (miércoles)- Si el presidente sugiere que el RBA es menos cauto, el Dólar Australiano podría empezar a recuperarse.

Desempleo australiano (jueves)- Si el desempleo en Australia cae por debajo del 6,1%, esto será positivo para el AUD. Si se mantiene al 6,2%, podrá considerarse medianamente positivo mientras que una subida del desempleo se verá como algo muy negativo para el Dólar Australiano.

Ventas al por menor EE.UU. (jueves)- Si las ventas al por menor de EE.UU. publican una ganancia intermensual, se considerará positivo para el dólar y para Wall Street.

Índice de la industria terciaria de Japón (viernes)- Si el índice publica una ganancia será un signo positivo para Japón y podría proporcionar soporte para el Yen contra sus competidores.

Gráfica de la semana – GBP/USD

GBPUSD weekly

Calendario económico:

Calendario económico en tiempo real proporcionado por

 

 

 

1014 Vistas