eToro
De eToro
25 Vistas

BTC/GBP: dos actores principales de la escena financiera. Así es como puede invertir en ellas

El par BTC GBP relaciona el Bitcoin con la divisa británica GBP. El Bitcoin sigue siendo la criptomoneda líder con casi el 50 % de cuota de mercado a pesar de la aparición de muchas más competidoras en los años transcurridos desde su lanzamiento. No obstante, nueve años después de su lanzamiento, el Bitcoin sigue siendo enormemente volátil. Esto significa que invertir en este par se centra principalmente en la fluctuación de precio de la criptomoneda que, en un día normal, es mucho mayor que la de la moneda fiduciaria (GBP) de este par. Para los inversores interesados en invertir en el par BTC/GBP, es importante entender los aspectos básicos del Bitcoin en comparación con los de la GBP y cuál es la dinámica resultante entre las dos.

¿Qué es el Bitcoin?

El Bitcoin (BTC) es una criptomoneda descentralizada que se ejecuta mediante la tecnología de la cadena de bloques y su objetivo es solucionar defectos percibidos en el sistema tradicional de divisas fiduciarias. A diferencia de las divisas fiduciarias, el volumen total de Bitcoins que se pondrá en circulación tiene un límite fijado en su lanzamiento: 21 millones de unidades. Estas unidades se pondrán gradualmente en circulación a un ritmo controlado según unos criterios predefinidos hasta que se agote el total final. Esto significa que la erosión del poder adquisitivo que las divisas fiduciarias sufren cuando los bancos centrales incrementan su suministro a través de la emisión de dinero, que lleva a la inflación, no debería nunca, en teoría, afectar al Bitcoin. La intención es convertir al Bitcoin en un eficaz almacén de riqueza además de un medio de cambio.

 

La tecnología de la cadena de bloques con la que se ejecuta el Bitcoin es un innovador mecanismo para descentralizar el sistema y significa que el sistema basado en reglas que funciona por sí mismo sin necesidad de que un tercero o una autoridad central lo gestione. La cadena de bloques es un sistema de registro digital entre iguales que una enorme red de ordenadores o «nodos» mantiene y actualiza. Cuando se realiza una transacción de Bitcoin, los «mineros» completan un proceso criptográfico con el que verifican la validez de la transacción (es decir, que la entidad que realiza una transferencia de Bitcoin es el propietario de la moneda objeto de la transferencia). Estos mineros (los ordenadores que forman parte de la red entre iguales) reciben como incentivo pequeños pagos en Bitcoin. Como la mayoría de los nodos deben estar de acuerdo sobre la validez de una transacción, y luego mantener copias del libro de registro actualizado, resulta imposible falsificar las transacciones. Como resultado, los bancos u otras empresas de servicios financieros, que en opinión del creador del Bitcoin tenían demasiado poder económico, ya no resultan necesarios. También significa que las transferencias deberían ser más baratas y rápidas que las realizadas a través de los sistemas fiduciarios tradicionales.

¿Qué es la GBP?

La GBP, o libra esterlina, es una de las «principales» monedas fiduciarias del mundo y la 4 en la que más se invierte tras el USD (dólar estadounidense), el EUR (euro) y el JPY (yen japonés). La GBP, la divisa del Reino Unido emitida por el Banco de Inglaterra, ha sido históricamente una de las monedas más estables y sólidas del comercio internacional. Debe su fuerza relativa al clima político históricamente estable del Reino Unido y a su economía, a la que el sector de los servicios financieros contribuye significativamente. No obstante, la volatilidad de la GBP se ha incrementado en los dos últimos años como resultado de la incertidumbre que el proceso del «Brexit» ha generado, pues en un referéndum celebrado en 2016 los británicos votaron a favor de la salida del Reino Unido de la UE.

BTC y GBP – Diferencias principales

El Bitcoin es una criptomoneda y la GBP, el código de inversión de la libra esterlina, es por supuesto una moneda fiduciaria. El valor de la GBP fluctúa en relación con otras monedas fiduciarias basándose en factores macroeconómicos, como la fortaleza de la economía, los tipos de interés y otras herramientas de política monetaria dictadas por el banco central, así como el sentimiento en torno a futuros acontecimientos. Por ejemplo, la incertidumbre en torno al «Brexit» llevó a una importante caída en el valor de la libra con respecto a las principales divisas como el dólar y el euro, y en igualdad de circunstancias, sería de esperar que un aumento en los tipos de interés fortaleciera a la GBP. La volatilidad, aunque varía, es relativamente baja y con respecto a otras monedas fiduciarias promedia un valor diario aproximado del 0.6 %.

 

Como una criptomoneda no está vinculada a ningún país ni región en particular, los factores económicos y geopolíticos que influyen en las fluctuaciones de precio de las monedas fiduciarias tienen poca o nula influencia en el Bitcoin. El precio sigue siendo producto de la demanda, pero esa demanda está influenciada por otros factores. Como el Bitcoin y las criptomonedas siguen siendo relativamente nuevas, un mercado nicho, y en proceso de ganarse la confianza del gran público general, la demanda gira en torno al sentimiento de mercado y las futuras tasas de adopción. Por ejemplo, los mercados financieros convencionales que lanzaron futuros de Bitcoin a finales de 2017 fueron uno de los principales motores de la burbuja/racha alcista que llevó el precio del Bitcoin hasta unos $20,000 desde los $1000 que costaba a principios de ese año. En cambio, el precio del Bitcoin tiende a sufrir cuando surgen noticias negativas sobre su seguridad, como ataques y robos de criptomonedas en plataformas de cambio, o el temor a restricciones reglamentarias, que atenúan el sentimiento positivo.

 

El Bitcoin es volátil y promedia fluctuaciones diarias superiores al 4 %, aunque esta tasa ha sido mucho mayor en el pasado y, además, que un día cualquiera se registre una cifra de dos dígitos no es nada inusual.

Cómo invertir en el par BTC/GBP

Este par atraerá principalmente a inversores con cuentas denominadas en libras esterlinas, pues en plataformas de cambio de criptomonedas, el USD es la moneda fiduciaria por defecto con la que se calculan los valores de cambio.

El hecho de que la volatilidad del Bitcoin sea mucho mayor que la de la GBP, tanto a diario como a largo plazo, significa que invertir con éxito en este par requerirá centrarse en la fluctuación del precio del Bitcoin. Sirve de poco tener en cuenta la volatilidad de la GBP.

Mantenerse al corriente de las noticias sobre el Bitcoin, como posibles bifurcaciones duras, y la actitud del mundo financiero convencional hacia esta criptomoneda y su regulación, resultarán esenciales a la hora de invertir en la tendencia «intradía» o a largo plazo del par Bitcoin/GBP. Si se elige invertir a largo plazo, los inversores deberán entrenarse para no reaccionar ante la volatilidad a corto plazo. Es habitual que el Bitcoin suba o caiga un 10 % o más en el curso de un solo día, o mucho más en una semana o dos, pero la tendencia opuesta aparece con igual rapidez.

Los CFD son instrumentos complejos y van acompañados de un riesgo alto de perder dinero rápido debido al apalancamiento. El 65 % de los inversores minoristas pierden dinero cuando invierten a través de CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Este contenido es meramente educativo e informativo y no deberá considerarse como un consejo o una recomendación de inversión. El rendimiento pasado no es un indicador de los resultados futuros.

 

25 Vistas