eToro
De eToro
54 Vistas

La tecnología tras el mundo de las criptomonedas

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Para empezar a comprender las criptomonedas, tenemos que examinar la tecnología que las impulsa y, por consiguiente, los conceptos a los que las criptomonedas deben su existencia. Empezaremos por definir qué es una criptomoneda. En pocas palabras, es dinero que:

  • no tiene forma de efectivo
  • no emite ningún gobierno

Las criptomonedas deben sus propiedades y existencia a la aparición de la tecnología de cadena de bloques. La tecnología de cadena de bloques es la pieza clave de todo el universo de las criptomonedas y, entre otras cosas, permite que las criptomonedas funcionen como un medio digital de intercambio sin efectivo. ¿Qué es la cadena de bloques?

El término “cadena de bloques” es una referencia a una lista de registros digitales en constante crecimiento denominados “bloques”, que están protegidos y conectados los unos con los otros a través del uso de la criptografía. La criptografía, término del que proviene la palabra criptomoneda, es la ciencia de cifrar información de manera digital de tal manera que a personas no autorizadas les resultaría imposible acceder a ella o alterarla de algún modo. La aplicación de la criptografía hace que la información almacenada en bloques sea segura y fiable. Estos bloques de datos digitales se unen para formar una base de datos electrónica, que es básicamente un registro accesible para el público (es decir, descentralizado).

La descentralización es, de hecho, un aspecto clave sobre cómo funciona la cadena de bloques y cómo se mantiene inmutable (protegida y libre de interferencias maliciosas). En una red descentralizada, la información no está encerrada en un servidor central, puesto que simplemente no hay un servidor central. En lugar de eso, está almacenada en los ordenadores de todos los participantes de una determinada red. Cada participante (o par) tiene acceso al registro, que mantiene el historial completo de todas las transacciones y puede consultarse para comprobar si una posible transacción es legítima o no. Debido a estos factores, cualquier tipo de transacción no autorizada no podría llevarse a cabo por definición, ya que para que una transacción se procese, es necesario que todos los pares en la red la revisen (y posteriormente la aprueben) antes de que se lleve a cabo.

Pros y contras:

           A medida que la tecnología de cadena de bloques ha empezado a utilizarse en los últimos años, el intenso debate sobre su utilidad, aplicación y papel en la economía global ha continuado creciendo sin cesar. Los defensores han planteado que la tecnología de cadena de bloques puede:

  • Ayudar a las personas de todo el mundo a realizar transacciones libremente, sin la interferencia de los gobiernos
  • Ofrecer mayor seguridad gracias al carácter inexpugnable de la cadena de bloques
  • Eliminar la necesidad (y el coste asociado) de servicios de depósito de terceros

Al igual que hay entusiastas de los posibles beneficios de las criptomonedas, también existen muchos otros que no comparten ese entusiasmo y expresan su consternación por la posibilidad de que se use esta tecnología para fines perversos como:

  • Compra de artículos ilegales/ilícitos
  • Evasión de impuestos
  • Financiación del terrorismo u otra actividad criminal

1.0 – Criptomonedas

El carácter de registro distribuido de la tecnología de cadena de bloques es lo que le permite impulsar criptomonedas como el Bitcoin, el Ethereum y otras que superan el millar. Como cada par dispone de un registro completo del historial de todas las transacciones, cada uno conoce el saldo de todas las cuentas en todo momento. Se puede confiar en el registro, como una lista inmutable de todas las transacciones, para confirmar si una transacción próxima es válida o un intento de realizar un doble gasto. Estas propiedades permiten que las criptomonedas se usen como un medio de intercambio sin efectivo puramente digital.

2.0 – ¿Qué es un contrato inteligente?

En un sistema más tradicional y centralizado, distintas partes que deseaban llevar a cabo un tipo de transacción tenían que confiar en que un tercero (supuestamente) fiable, como un banco, abogado o agencia gubernamental, proporcionara servicios de depósito, es decir, que adjudicara la transacción, que se asegurara de que todas las partes cumplían sus obligaciones contractuales.

En un sistema descentralizado, las funciones de validación y adjudicación se delegan a cada par en la red, eliminando así la necesidad de una supervisión de un tercero. Esta aplicación de la tecnología de cadena de bloques se conoce como “contratos inteligentes”. Estos contratos inteligentes son básicamente programas informáticos basados en la cadena de bloques que están codificados para ejecutar automáticamente ciertas acciones predeterminadas solo una vez que todas las partes hayan cumplido sus obligaciones contractuales. De hecho, estos programas garantizan que nadie reciba lo que desea hasta que no completa su parte del acuerdo. La implicación realmente fascinante de esto es que el aspecto descentralizado de la tecnología de cadena de bloques elimina la necesidad de servicios de depósito de terceros. En cambio, el carácter descentralizado de esta tecnología actúa por sí mismo como el proveedor de servicios de depósito, ahorrando posiblemente grandes cantidades de dinero y horas de trabajo.

3.0 Aplicaciones descentralizadas:

La aparición de la tecnología de cadena de bloques descentralizada no solo sentó las bases para las criptomonedas y los contratos inteligentes sino también para una nueva generación de programas/aplicaciones informáticos conocidos como aplicaciones descentralizadas o “Dapps”.  El código de estos programas no se almacena en servidores centralizados, sino que, como el nombre sugiere, se almacena en una red de pares (peer-to-peer) descentralizada.

Esto significa que las Dapps ofrecen protección contra las interferencias no deseadas que sus equivalentes centralizadas no pueden ofrecer, porque no cuentan con un servidor central que pueda ser atacado de ningún modo. Por ello, son mucho más seguras y no son vulnerables a los ataques que una parte centralizada de software puede sufrir, como los ataques por denegación de servicio. Este aspecto de las Dapps puede atraer a una muy amplia variedad de usuarios. Tanto a las personas angustiadas por la seguridad como las preocupadas por la censura podría resultarles muy atractivo el hecho de que las Dapps no pueden sufrir ataques informáticos ni son vulnerables a otros intentos de inhabilitarlas.

¿Qué son las bifurcaciones?

Una bifurcación de una criptomoneda es un intento de reconfigurar su protocolo (es decir, su código informático) con el objetivo ostensible de mejorar el rendimiento de esa criptomoneda o resolver algún tipo de problema. Dicho de manera más simple: una bifurcación es un cambio del software de una criptomoneda que crea dos versiones independientes de la cadena de bloques con un historial común. Las bifurcaciones pueden ser temporales, y durar solo unos minutos, o permanentes.

Una bifurcación permanente crea una división perpetua en la red, generando dos versiones independientes de la cadena de bloques y, por tanto, dos criptomonedas distintas. Ejemplos de circunstancias que pueden dar lugar a una bifurcación son: un cambio en las normas de la cadena de bloques según las cuales opera la moneda digital, la revocación de los efectos de un ataque informático o errores catastróficos, o bien desacuerdo entre los nodos respecto a una transacción o transacciones históricas.

Los dos tipos más comunes de bifurcaciones son las bifurcaciones “duras” y las bifurcaciones “blandas”.

  • Bifurcaciones blandas:

Las bifurcaciones blandas normalmente se producen en los raros casos en que dos o más mineros validan un bloque al mismo tiempo. En ese caso, cada uno creará su propio “hash” (código de verificación) para ese bloque. La forma más frecuente de resolver esa situación es añadiendo el siguiente bloque a la cadena de bloques. Los nodos verifican, a continuación, que esta cadena en particular es la más larga y, por tanto, la más correcta, invalidando así la otra cadena.

  • Bifurcaciones duras:

Las bifurcaciones duras son intencionadas y las imponen los desarrolladores de una cadena de bloques con el objetivo de cambiar las normas. Como el Bitcoin se encuentra en una cadena de bloques de código abierto, los desarrolladores pueden imponer cambios en cualquier momento. Durante una bifurcación dura, los desarrolladores toman una “instantánea” del registro de la cadena de bloques en el bloque bifurcado. Por cada token que posea en ese momento, debería recibir una cierta cantidad de nuevos token, normalmente en un ratio de 1:1. Una bifurcación dura puede llevarse a cabo de dos maneras:

  1. La mayoría de los nodos no aceptan las nuevas normas y se continúa del modo habitual. Si se produjo la bifurcación y un porcentaje de los nodos sí siguieron las nuevas normas, la mayoría rechazaría sus bloques y les obligaría a crear su propia moneda.
  2. La mayoría de los nodos acepta el cambio en las normas y los nodos que aplican las normas existentes se ven obligados a cambiar las normas o a bifurcarse y crear una nueva criptomoneda.

¿Qué es una criptomoneda?

Como hemos mencionado antes, las criptomonedas son una de las muchas aplicaciones de la tecnología de cadena de bloques. El único propósito de la moneda digital es facilitar las transacciones comerciales proporcionando un medio de intercambio. Lo logra ofreciendo un registro accesible para el público que mantiene una lista inmutable de todas las transacciones. En la actualidad, el Bitcoin sigue siendo la criptomoneda más usada y valorada, con el Ethereum en segunda posición. Sin embargo, en los últimos años se han creado más de 1200 criptomonedas distintas, que compiten entre ellas para ser la mejor.

Bitcoin

Ethereum

Ripple

Bitcoin Cash

Litecoin

Dash

NEM

IOTA

Monero

Zcash

Transacciones

gratuitas

No No No No No No No No No No

Transacciones instantáneas

No No No No No No No No No No

Sistema de defensa del 51%

No No No No No No No No No No

SegWit gratis

No No No

Tamaño del bloque

1 mb 1 mb 1 mb 32 mb 1 mb 1 mb 1 mb 1 mb 1 mb 1 mb

Dificultad de redestinación

2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques 2016 bloques

Escalado en cadena

No No No No No No No No No

Resistente a varios grupos

No No No No No No

Visión de Satoshi

No No No No No No No No No

¿Qué es un monedero de criptomonedas?

Los monederos son lo que permite almacenar las criptomonedas que se han comprado. Un monedero de criptomonedas es, de hecho, un requisito previo para poder comprar monedas electrónicas. Un monedero puede ser exclusivamente virtual o tener un formato físico, y se denomina “almacenamiento en caliente” y “almacenamiento en frío” respectivamente.

Un monedero puramente de software funciona de forma muy similar a una cuenta bancaria en línea. Se le conoce como “almacenamiento en caliente” y se considera que es una opción más sencilla para el usuario de abrir y usar una criptomoneda. Se cree que la desventaja de tener este tipo de monedero es el mayor riesgo asociado a tener datos valiosos almacenados en línea, que podrían convertirse en el objetivo de la actividad de piratas informáticos.

Un monedero físico funciona como un lápiz USB. A este tipo de almacenamiento de criptomonedas se le conoce como “almacenamiento en frío” y se cree que es más seguro que el almacenamiento en caliente, ya que las criptomonedas se encuentran dentro del USB y no existe una cuenta en línea que pueda sufrir ataques informáticos.

Ledger Nano S

Ledger Blue

Coinpayments

Exodus

Jaxx

Anonimato

No No No No No

Soporte de varias monedas

No (alrededor de una docena) No (limitado a siete)

Fácil de usar

No

Compatibilidad con dispositivos móviles

No No

Software

No No

Hardware

No No No

Seguridad

No No

Servicios extra

No No No No

Mirando al futuro

A medida que el enorme potencial de esta nueva tecnología se reconoce más en todo el planeta, las jurisdicciones están promulgando leyes para regular las criptomonedas. Esta es otra señal de que en el futuro próximo las criptomonedas perderán su carácter volátil y propio del Salvaje Oeste, y se incorporarán a los instrumentos financieros normales. Y mientras continúa el debate acerca de las criptomonedas, no se puede negar que muchas personas en el mundo ya se han beneficiado de la introducción de esta nueva tecnología. Por ejemplo, quienes dependen de remesas enviadas por parientes que trabajan en el extranjero pueden usar las criptomonedas para reducir, de manera significativa, las comisiones de transacción asociadas al envío de dinero de un país a otro.

Mirando al no tan lejano futuro, se puede ver cómo las criptomonedas podrían ser capaces de ayudar a a empezar a participar en la economía global a personas que se encuentran en lugares donde el acceso al sistema de banca formal podría resultar difícil. Esto podría ser especialmente relevante para personas que viven en países en desarrollo.

Los precios de las criptomonedas pueden fluctuar ampliamente y, por tanto, invertir en ellas podría no resultar apropiado para todos los inversores. Ningún marco normativo de la UE supervisa la inversión en criptomonedas.

54 Vistas