eToro
De eToro
998 views

La guía de eToro a las Ofertas iniciales de moneda (ICO)

Introducción a las ICO

A raíz del Bitcoin, la industria de cadena de bloques está creciendo a un ritmo increíble. Pero no solo es la tecnología lo que está madurando a gran velocidad, la financiación de nuevas empresas y las oportunidades de inversión que surgen al respecto también evolucionan a pasos agigantados.

Con solo dedicar algunas horas a visitar cualquier foro en línea sobre criptomonedas, comenzará a pensar que el mundo de las acciones de las grandes empresas tecnológicas y las ofertas públicas de venta (OPV) son algo del pasado. Para muchos, lo que más entusiasmo provoca en el mundo digital hoy en día es invertir en nuevas criptomonedas y financiar colectivamente (crowdfunding) proyectos de criptomonedas emergentes.

No confunda OPV con ICO. ICO significa Initial Coin Offering (en español, oferta inicial de moneda) y supone la financiación colectiva de nuevas iniciativas y empresas basadas en criptomonedas. Le da la oportunidad de invertir en un nuevo proyecto de criptomoneda al poder comprar tokens. El equipo de la nueva empresa, seguidamente, emplea ese dinero para desarrollar su idea hasta convertirla en un producto completamente operativo, y usted puede beneficiarse en caso de que el precio de sus tokens se dispare. En cualquier caso, esa es la idea.

Las ICO han ganado mucha popularidad desde hace un par de años y están recaudando enormes cifras de inversión. Pero, ¿acaso merecen su atención y, lo que es más importante, que invierta en ellas?

Nuestra guía ofrece una ventaja competitiva en el ecosistema de las ICO, pues le ayuda a informarle sobre su estrategia de inversión en criptomonedas. Echaremos un vistazo al drástico auge en popularidad de las ICO, explicaremos su proceso típico y le advertiremos sobre fraudes y peligros que puede encontrase en este entorno sin regular. Pero en primer lugar comencemos por los aspectos básicos esenciales que todo aspirante a inversor en criptomonedas debe saber.

Aspectos básicos de la ICO: 10 cosas que debe saber

  1. Beneficios mutuos

Una ICO es un excelente método de recaudación de fondos para que empresas nuevas y ambiciosas del mercado de las criptomonedas puedan desarrollar su idea de negocio. También puede ser una forma excelente de que los inversores participen en una nueva idea de negocio en su fase inicial y a un precio bajo, para luego vender y obtener beneficios si esa nueva empresa acaba logrando un éxito rotundo.

  1. ICO frente a OPV

A las ICO se las compara a menudo con las OPV (oferta pública de venta), quizá porque esta última es un concepto que se suele entender mejor. Pero, en realidad, son bastante diferentes. Cuando adquiere tokens por medio de una ICO, en general no se obtiene una propiedad parcial de la empresa como sí ocurre en el caso de la OPV. En ese sentido, una ICO no está basada en el capital, pero puede comprar los tokens a un precio que podría llegar a ser muy bajo.

  1. Venta colectiva (Crowdsale)

Debido a esa clara diferencia entre las ICO y las OPV, es decir, la financiación colectiva, a las ICO a veces se las conoce como «venta colectiva». La empresa vende sus propios tokens de criptomonedas para recaudar financiación, normalmente a cambio de Bitcoin, Ethereum o USD.

  1. La primera

Se admite generalizadamente que el primer proyecto en lanzar una ICO fue Mastercoin en 2013, que recaudó Bitcoin por valor de 5 millones de dólares por medio de la venta de sus propios tokens.

  1. La mayor

Muchas empresas hicieron lo mismo tras la exitosa ICO de Mastercoin. Ethereum recaudó 18 millones de dólares en 2014. La plataforma de gestión de empresas basada en Ethereum, Aragon, recaudó casi 25 millones de dólares en solo 15 minutos cuando lanzó su ICO en mayo de 2017. Pero solo un mes después, Bancor, que permite la creación de tokens inteligentes, recaudó la increíble cifra de 150 millones de dólares. Y es de esperar que sigan batiéndose todos estos récords.

  1. Cómo funciona

Si una nueva empresa quiere recaudar fondos a través de una ICO, normalmente crea un plan que refleja en un libro blanco, así como un conjunto de especificaciones de producto iniciales y un código de prototipo que le permita tener evidencias de este primer arranque. El plan del proyecto explicará el concepto, el posible valor para la empresa, cuánto dinero es necesario para lanzar el negocio, cuántos tokens virtuales obtendrán el equipo de la nueva empresa y los primeros inversores, durante cuánto tiempo se mantendrá la ICO, etc.

  1. Ofertas iniciales de moneda «fracasadas»

Si el incipiente equipo de la nueva empresa no logra recaudar los fondos mínimos necesarios para seguir avanzando, se devuelve el dinero a quienes apoyaron el proyecto y la ICO se considera fracasada. Por supuesto, siempre podrá reagruparse, rediseñar el plan del proyecto y presentar otra ICO cuando estén listos para hacerlo.

  1. Normas y regulaciones

A diferencia de una OPV, existe muy poca o ninguna regulación gubernamental en las ICO. Esto ha llevado a la proliferación de las ICO, que podría suponer una multitud de grandes oportunidades de inversión y un rápido desarrollo de la cadena de bloques, pero también propiciar un entorno favorable a terceros poco deseables, como piratas informáticos y estafadores.

  1. Fraudes

Es normal asombrarse ante las alucinantes cifras de crecimiento que están registrando Bitcoin y Ethereum. Todos quieren invertir a tiempo en «la próxima novedad». Los estafadores pueden aprovecharse de la ingenuidad y codicia reinantes. Al haber poca regulación al respecto, es fácil que cualquiera improvise un puñado de páginas web visualmente impresionantes, las llene de una ambiciosa prosa de marketing, se lleve el dinero y salga corriendo.

  1.   Juegue seguro

Exploraremos el lado fraudulento de las ICO con mayor detalle más adelante, pero por ahora vamos a resaltar unas cuantas señales de advertencia que se deben vigilar a la hora de estudiar una ICO: un proyecto viable debe tener un mapa de ruta realista y detallado, que sea transparente por medio de fragmentos de código o versiones beta e, idealmente, que su idea cuente con algún tipo de apoyo por parte de una comunidad independiente. Si no hay nada de esto, tenga cuidado.

Breve historia de las ICO

Las ICO siguen siendo un concepto relativamente nuevo. La primera ICO, la de Mastercoin, tuvo lugar en 2013. Pero en el mundo de la cadena de bloques, unos años puede ser mucho tiempo. Desde entonces, hemos visto como el número de ICO no ha parado de crecer. Actualmente se presentan unas 20 ICO a nivel mundial todos los meses, a veces una cifra mucho mayor que esa, y parece que seguirán incrementándose a lo largo del tiempo.

Las ICO se han desarrollado rápidamente y en gran número desde que Mastercoin recaudara aquellos 5 millones de dólares. Lisk también recaudó 1,5 millones, Waves, 16 millones, y poco después Brave consiguió 35 millones en menos de 30 segundos. Bancor, como se ha mencionado anteriormente, recaudó la asombrosa cantidad de 150 millones de dólares. Los saltos son cada vez más grandes.

Pero fue la ICO de Ethereum en 2014 la que posiblemente cambió en mayor medida el panorama de las ICO y la cadena de bloques. Esa ICO en particular recaudó 18 millones de dólares, mucho menos que los volúmenes de financiación que se consiguen ahora, pero en su día se consideró una suma enorme. Ethereum desencadenó el poder de los contratos inteligentes, abriendo la puerta a una nueva ola de innovaciones y, con ello, a las campañas de las ICO. Se podría decir que Ethereum se convirtió en una plataforma distribuida para la recaudación de fondos y la financiación colectiva.

Los estafadores

La ICO de Ethereum y el posterior auge estratosférico de la demanda de Ether hizo que aquellos primeros compradores de tokens tuvieran un enorme beneficio potencial. En la ICO, un Ether se vendió por 0,0005 Bitcoin. Tres años después, su precio se ha disparado un asombroso 10.000%.

El token experimentó una subida de valor de aproximadamente el 500% tras la ICO. Aunque no estaban a la altura de Ethereum, otras criptodivisas con atractivo suficiente empezaron a prosperar, lo que dio credibilidad a la idea de que Ethereum no sería la única en triunfar, podría haber multitud de historias de éxito y riquezas incalculables para quienes entendieran estos nuevos instrumentos. Ojalá…

Al ver tales cifras, la maldición de la naturaleza humana es pensar «¿Qué pasaría si…?». Y por eso, inversores sin experiencia y novatos en el mundo de las criptomonedas quisieron, de repente, invertir mil libras en la siguiente ICO al azar con la esperanza de hacerse millonarios, si no de la noche a la mañana, sí antes de un año.

Ante tal demanda irracional, siempre habrá una horda de personajes sin escrúpulos dispuestos a sacar provecho. En el campo de las ICO, a esos personajes les ha resultado relativamente sencillo aprovecharse de la situación. Montan una llamativa página web y la cargan de superlativos con los que aturdir y confundir a inconscientes novatos. En un abrir y cerrar de ojos son capaces de reunir sumas por valor de varios cientos de Bitcoins, cerrar el sitio y esfumarse.

Y aquí es donde cualquier comparación entre las ICO y las OPV puede ser extremadamente peligrosa. Las OPV están muy reguladas por el gobierno. Una empresa que busque presentar una OPV debe preparar una enorme cantidad de papeleo y atravesar numerosas fases de envío de documentación y procesos de auditoría antes de poder emitir acciones en un mercado bursátil. La financiación colectiva de criptomonedas es algo completamente nuevo y en su mayor parte no está regulada por el gobierno.

Pero las cosas parecen estar cambiando y las nuevas empresas viables que intentan presentar sus ICO hoy en día se esmeran por añadir extensa documentación que pruebe sus credenciales y su potencial. A menudo guardan las aportaciones de su comunidad de miembros en carteras de depósito. Para acceder a esos fondos, los propietarios deben utilizar varias claves privadas, y una de las claves podría ser propiedad de un tercero independiente de confianza. También pueden constituir una entidad legal para la empresa y redactar detallados términos y condiciones vinculantes para la ICO.

Si está pensando en invertir fondos en una ICO, le instamos a ser extremadamente prudente y realizar su propia investigación exhaustiva antes de entregar su dinero.

Estrategias de inversión

En la mayoría de los casos, los tokens de criptomonedas que están disponibles durante una ICO se venden a un precio fijado, normalmente en Bitcoin o en USD. Como cabría esperar, ese precio será muy bajo en relación con su potencial de crecimiento. A fin de cuentas, el equipo de la ICO depende de su confianza y fe en su capacidad y en la propia idea del proyecto para recaudar los fondos que necesitan para seguir operando. Si lo consiguen y desarrollan su idea creando un producto factible con valor en la vida real, puede ocurrir que el precio de los tokens se incremente considerablemente. Pero no se puede dar por hecho.

CoinMarketCap incluye casi 1000 criptomonedas. Si se realiza una estimación conservadora serían miles la cantidad total de proyectos de criptomonedas que actualmente se están realizando o preparando. Es sensato suponer que no todos estos proyectos darán como resultado un producto completamente operativo o formado, con un concepto totalmente probado, y mucho menos que vayan a tener éxito. De ahí que por cada historia de éxito como Bitcoin o Ethereum, ¿cuántos proyectos fracasados habrá? ¿100? ¿1000? No tenemos ni idea. Pero sí sugiere la necesidad de elegir sus ICO con esmero, buscar una diversificación sensata si es que le gusta invertir en estas empresas que se encuentran en una etapa tan temprana, y estar preparado para descubrir que la mayoría de las iniciativas acabará en nada.

Ante tantas incógnitas, es probable que muchos inversores en criptomonedas equilibren su apetito de ICO por medio de la inversión a corto y a largo plazo en aquellas criptodivisas emergentes más establecidas. Existen cientos de proyectos que ya han pasado la fase inicial de recaudación de fondos y, por supuesto, algunas criptomonedas que los inversores convencionales ya consideran muy atractivas. Bitcoin, Ethereum y similares han registrado un crecimiento explosivo de valor y, aunque la volatilidad se va calmando en cierta medida, puede que sigan surgiendo oportunidades para obtener beneficios ya sea invirtiendo a corto o a largo plazo.

Invierta en Bitcoin ahora

Los precios de las criptomonedas pueden fluctuar ampliamente y, por tanto, invertir en ellas podría no resultar apropiado para todos los inversores. Ningún marco normativo de la UE supervisa la inversión en criptomonedas. Su capital está en riesgo.

Recursos

Si está pensando en dar el paso e invertir en una ICO, o desea ampliar sus conocimientos sobre los avances en materia de criptomonedas y cadena de bloques, existen muchos recursos excelentes que puede consultar.

El primero, nuestra propia comunidad de inversores en criptomonedas de eToro. Hay muchos inversores en criptomonedas con experiencia en nuestra red global de 6 millones de usuarios que divulgan a diario y en línea sus propios conocimientos y fervientes opiniones. Para empezar, eche un vistazo a nuestros canales sobre  Bitcoin y Ethereum y a las páginas de los mercados.

Además, podrá encontrar excelente información y datos de investigación en los siguientes sitios web:

Este contenido es meramente educativo e informativo y no deberá considerarse como un consejo o una recomendación de inversión.

Los precios de las criptomonedas pueden fluctuar ampliamente y, por tanto, invertir en ellas podría no resultar apropiado para todos los inversores. Ningún marco normativo de la UE supervisa la inversión en criptomonedas. Su capital está en riesgo.

998 views