Avner Meyrav
De Avner Meyrav
732 Vistas

¡Las elecciones en el Reino Unido se acercan! ¿Cómo afectarán a la economía europea?

Los británicos acudirán a las urnas el 8 de junio para votar en unas repentinas elecciones generales convocadas por la primera ministra Theresa May. A diferencia de las recientes elecciones celebradas en EE. UU. y Francia, las elecciones generales del Reino Unido podrían ser un evento menos dramático, pues la primera ministra Theresa May es la clara favorita. Y, sin embargo, las encuestas recientes reflejan que la diferencia se está estrechando y May podría perder su ventaja. Como en cualquier elección, los resultados afectarán casi con toda seguridad a la economía británica, y como se trata de la quinta mayor economía del mundo, podría afectar a otros mercados globales. La libra esterlina, el FTSE, el Euro y otros activos relacionados podrían verse afectados por los resultados de la votación.

Toda inversión implica riesgos. Solo arriesgue el dinero que pueda permitirse perder. No se trata de un consejo de inversión.

Una de las principales razones por las que estas elecciones podrían tener un menor impacto es que las economías del Reino Unido y de la UE ya recibieron un buen golpe cuando los británicos votaron el pasado junio a favor del Brexit. Menos de un año separa estas elecciones y el Brexit, y el impacto de este último ya se notó mucho el año pasado, pues la libra esterlina cayó a niveles no conocidos desde 1985.

brexit

Además, los analistas financieros parecen estar de acuerdo en que cuanto más apoyo reciba May, más estable será la economía británica. A fin de cuentas, la razón por la que la primera ministra convocó estas elecciones fue para obtener más escaños en ambas cámaras del parlamento y recibir más apoyos para afrontar el delicado divorcio de la UE.

El rival: Jeremy Corbyn

Jeremy Corbyn lleva siendo el líder de la oposición en el Reino Unido desde septiembre de 2015, cuando David Cameron era todavía el primer ministro. Ahora es el líder del partido laborista y se enfrentará a May en una batalla que se creía perdida antes de que empezara, aunque unas recientes encuestas reflejan que aún podría tener una oportunidad. No obstante, las opiniones políticas de Corbyn se consideran de extrema izquierda, y a tenor del sentimiento general que impera en el Reino Unido en estos momentos, que reciba los votos necesarios para ganar parece una opción poco probable.

Las participación de los votantes podría ser una cuestión fundamental en el Reino Unido. Las encuestas británicas fracasaron al pronosticar el resultado del referéndum del Brexit, y aquello se atribuyó al hecho de que un 6% de votantes pertenecía a grupos considerados como no votantes. Como muchos jóvenes pertenecen a esta categoría y Corbyn es un firme partidario de la educación pública y gratuita en el Reino Unido, existe la posibilidad de que los jóvenes se movilicen y voten a su favor.

El día después de la votación

Por supuesto es imposible vaticinar el resultado. Si el sentimiento general en el Reino Unido sigue igual y las encuestas consiguen ser algo más precisas, Theresa May será casi con toda seguridad la ganadora. Si es así, habrá conseguido su objetivo, que es recibir un muy necesario apoyo para el proceso del Brexit.

El Reino Unido abandona la UE. Como el Artículo 50 se activó el pasado mes de marzo, solo una cadena poco probable de acontecimientos podría evitarlo. Revertir la decisión requeriría que el partido laborista ganase las elecciones, que los 27 miembros de la UE votaran a favor de permitir al Reino Unido volver a la Unión, e incluso en este caso, se debatiría a nivel legal si tal opción podría ser viable o no.

Como es casi seguro que el Reino Unido se va a separar de la UE en 2019, es aún más probable que los británicos se movilicen a favor de conseguir mejores acuerdos comerciales y un proceso más fluido votando a favor de May, a pesar de su reciente caída en las encuestas. Desde una perspectiva económica, una victoria de May se percibe como un factor de estabilización, y cuantos más escaños consiga, mejor parada saldrá la economía británica. Por tanto, puede asumirse que cuando se conozcan los resultados, la libra esterlina y el FTSE mostrarán síntomas de fortaleza. Sin embargo, si May gana con poco margen, o en el caso poco probable de una victoria de Corbyn, los mercados podrían reaccionar de forma imprevisible.

732 Vistas