eToro
De eToro
79 views

Revisión Semanal 10-16/08/2015

¿Está listo el euro para un estallido?

Con EE. UU. y la Reserva Federal finalmente en un segundo plano, los mercados han centrado su atención en la Eurozona. El jueves, el Banco Central Europeo (BCE) publicará su declaración sobre políticas monetarias. El viernes, la situación podría calentarse aún más con la publicación de los datos sobre inflación y crecimiento del PIB en la zona Euro para el mes de julio. Naturalmente, el panorama no estaría completo si no mencionáramos que la situación en Grecia, aunque ha mejorado, sigue en gran medida sin resolverse. El BCE sigue dando su apoyo al sistema bancario griego mientras se mantiene a la espera de las reformas estructurales. Esta semana será clave para saber si el euro tiene alguna posibilidad de revalorizarse en un futuro cercano. Al finalizar la semana, veremos una recuperación del euro…. o cómo se ha evaporado dicha posibilidad.

El BCE en el centro de atención

¿Seguirá el BCE manteniendo una política monetaria de máxima flexibilidad? Esta es la pregunta clave cuya respuesta desean conocer los inversores. Al igual que ha sucedido en el pasado, es probable que Mario Draghi y el resto de miembros del consejo del BCE mantengan una actitud de espera. Los datos seguirán impulsando los procesos de toma de decisiones. Las últimas noticias económicas han sido –en el mejor de los casos- mediocres. La pasada semana, los PMI de la Eurozona del mes de julio ofrecieron valores dispares, el PPI (precios de productores) cayó, mientras que las ventas minoristas de julio no alcanzaron las previsiones por un amplio margen, pasando del 2,6% al 1,2%. En opinión de los analistas, en general, estos datos indican los problemas que está teniendo la economía para volver a la normalidad.

De nuevo la deflación

Naturalmente, el más importante de todos los datos que controla el BCE es la inflación, manteniéndose el PIB en segunda posición, aunque a poca distancia. Estos datos se publican durante las 24 horas posteriores a la decisión del BCE. Actualmente, la tasa de inflación básica en la zona Euro es del 0,2%, lo cual nos acerca peligrosamente a una situación de deflación. En los niveles actuales, y teniendo en cuenta el objetivo de inflación del 2% del BCE, apenas se puede garantizar un control monetario más restrictivo. Un aumento en los tipos de interés, ya lejano en el tiempo, podría suponer un retroceso si la inflación continúa deteriorándose.

No obstante, aunque la inflación actual se encuentra en un bajísimo 0,2%, se pueden observar signos claros de que la inflación podría comenzar a aumentar. La tasa de inflación se ve distorsionada por componentes volátiles, incluyendo, en gran medida, los precios de la energía. Los precios de la energía, especialmente del petróleo, han ido a la baja durante el pasado mes. De hecho, la tasa de inflación básica, que no incluye estos componentes volátiles, alcanzó el 1%. Se trata de un nivel que no se había visto en más de 15 meses. Al mismo tiempo, la inflación en los productos industriales no relacionados con la energía es del 0,5%, su punto más elevado en los 2 últimos años y que ha aumentado durante los últimos cinco meses.

Los analistas afirman que aunque puede que el rebote en el IPC básico no sea sostenible (todavía) debido a la volatilidad, existe margen para el optimismo. Aunque la deflación parece persistente, y a pesar de una caída en los precios que parece que se mantiene constante, es posible que esto no sea realmente así. ¿Qué dirá Draghi en un escenario de inflación baja que se mantiene de forma persistente por debajo del objetivo del BCE? ¿Hablará o incluso sugerirá una mayor flexibilidad? Si Draghi menciona medidas “menos convencionales”, el euro podría notar la presión. Por el contrario, si Draghi muestra paciencia, el euro podría subir. En 2014, Mario Draghi mencionó específicamente los precios de las materias primas como un factor que se debe tener en cuenta a la hora de dar forma a la política monetaria.  También sería interesante ver si Súper Mario decide dar marcha atrás respecto a esa idea. Tendremos la respuesta a esa pregunta después de la decisión del BCE, cuando Draghi salga a escena.

¿Sería posible crecer algo, por favor?

Al mismo tiempo, una decepción en el crecimiento del PIB de la UE podría ser factor definitivo que evite un aumento de los tipos. Pero, ¿qué sucederá? Los datos económicos más recientes de los países de la Unión Europea parecen algo mejores. España, una de las economías más importantes de la UE, creció al 1% y es probable que sea el país que alcance el mayor crecimiento dentro de la UE. Mientras tanto, se prevé que el crecimiento en Alemania, Italia y Francia sea más modesto, aunque podría contribuir al crecimiento global de la UE.

Vayamos al grano

La decisión del BCE del jueves es el asunto clave de la semana, seguida de la publicación, el viernes, de los datos de inflación y crecimiento del PIB de la Eurozona. La gran pregunta de esta semana: ¿pondrá Draghi más estímulos sobre la mesa? En el caso de que las previsiones del BCE acerca de la inflación sigan deteriorándose, sería una posibilidad real. En lo que respecta al PIB, sin una mejora en las cifras, seguirá cuestionándose la presencia de un crecimiento razonable. Esto significa que seguirá sin abordarse la posibilidad de un aumento de los tipos de interés.

En la bandeja

Decisión sobre los tipos de interés del BCE (jueves) – Si Mario Draghi mantiene el status quo en lugar de hablar acerca de una flexibilización aún mayor, esto podría permitir la estabilización del euro.

Datos sobre ventas minoristas en EE. UU. (Jueves)- El evento principal para el dólar y para Wall Street. Si los niveles de ventas minoristas vuelven a subir después de la caída del pasado mes, el dólar podría recuperar algo de terreno, al igual que el resto de índices estadounidenses.

IPC de la Eurozona (viernes) – Si la inflación en la Eurozona continúa cayendo, el euro podría enfrentarse a más presión vendedora.

PIB de la Eurozona (viernes)- Si el crecimiento de la Eurozona se acelera por encima del 1% interanual, esto se verá como un signo positivo para la Eurozona y mejorará las expectativas de un rebote del euro.

Gráfica de la semana – EUR/GBP

eurgbp chart weekly

Calendario económico:

Calendario económico en tiempo real proporcionado por

79 views