eToro
De eToro
561 Vistas

La cotización directa de Spotify (SPOT) no es una IPO y podría cambiar la forma que tienen las empresas de salir a bolsa

Cada año, decenas de empresas salen a bolsa y cotizan en las distintas bolsas de valores que hay por todo el mundo. Aunque muchas pasan desapercibidas, hay algunas empresas que normalmente captan de antemano la atención de los inversores. Este año, el popular servicio de música en streaming, Spotify, es el nombre que llena los titulares, no solo por la popularidad de le empresa, sino también porque está eligiendo una ruta algo inusual para salir a bolsa. La acción de Spotify estará disponible para invertir en ella a corto y a largo plazo en eToro poco después de que la empresa salga a bolsa.

Spotify solicitó a la SEC cotizar directamente en la NYSE el miércoles 28 de febrero de 2018, y usará como símbolo SPOT. La cotización directa es distinta de una Oferta pública inicial (IPO, por sus siglas en inglés), que es el método habitual que eligen las empresas a la hora de ofrecer las acciones para su venta. Una IPO es un proceso complicado, que sirve para recaudar fondos. En una IPO, se vende un número inicial de acciones a los inversores antes de que la acción esté disponible para el público general, lo que permite a la empresa recaudar dinero. Este método implica contratar a una importante entidad financiera que organice la salida a bolsa y conlleva diversos costes y mucho papeleo. Spotify ha optado por saltarse este paso y acudir directamente al mercado, a un valor estimado de hasta 23 mil millones de dólares.

¿Qué es la cotización directa?
A diferencia de una IPO, si una empresa elige la cotización directa, sus acciones están disponibles para invertir en ellas a corto y a largo plazo desde el principio. En lugar de ofrecer a los primeros inversores la oportunidad de comprar acciones, las accionistas actuales pueden vender sus acciones en cuanto la empresa sale a bolsa. Aunque esto le proporciona a la empresa liquidez instantánea en el mercado, también deja la acción a merced de la oferta y la demanda. El hecho de que Spotify cuenta con un flujo estable de ingresos por sus más de 70 millones de suscriptores de todo el mundo podría explicar por qué la empresa ha elegido este camino. Además, esta cotización directa podrían sentar un precedente como nuevo estándar en el sector de la tecnología.

Las ventajas de no recaudar dinero
Aunque pueda parecer contraproducente, existen ventajas concretas para Spotify. En primer lugar, el proceso de cotización directa implica mucho menos papeleo que una IPO. Como una cotización directa no ofrece una fase de venta previa de acciones, la empresa no necesita contratar a una entidad que organice la salida a bolsa para cumplir la reglamentación de la SEC. En segundo lugar, para una empresa como Spotify, que ya cuenta con un flujo activo de ingresos, supeditar su capitalización de mercado a la especulación podría ir en contra de sus intereses.

El caso de la IPO de SNAP
La IPO de Snap Inc. de 2017 podría servir como ejemplo de IPO con malos resultados. El creador de Snapchat salió a bolsa en marzo de aquel año, y su acción registró al principio ganancias impresionantes. La razón de esta temprana subida fue que los especuladores querían comprar pronto la acción con la esperanza de obtener rápidos beneficios. No obstante, como Snap no tenía un modelo de negocio sólido y declaró que quizá nunca fuera rentable, solo cuatro meses después, el precio de la acción cayó por debajo del precio de la IPO. Un caso similar le ocurrió a Twitter, cuya acción lleva cotizando por debajo del precio de su IPO desde hace más de dos años.

El nuevo estándar
La elección de Spotify del método de cotización directa podría contrarrestar gran parte de la volatilidad que hubiera generado una IPO ordinaria. Si la capitalización de mercado de Spotify permanece estable o se incrementa a lo largo del tiempo, la cotización directa podría convertirse en el nuevo método preferido para salir a bolsa por parte de empresas tecnológicas que tengan un flujo de ingresos regulares. Eliminar gran parte de la especulación podría contribuir a la estabilidad de la acción y reflejar el valor real de la empresa, en lugar de estar sometido a los sueños y esperanzas de esos primeros compradores.

Su capital está en riesgo. El rendimiento pasado no es un indicador de los resultados futuros. No se trata de un consejo de inversión. Inversión a través de CFD.

561 Vistas