Avner Meyrav
De Avner Meyrav
653 Vistas

YouTube TV de Google se presenta como un nuevo competidor para Netflix

La tendencia de cortar el cable, en la que los consumidores optan por ver contenidos usando los servicios en línea, en lugar de proveedores de satélite o de televisión por cable, se está generalizando cada vez más. Con actores como Netflix y Amazon Prime, que ofrecen contenidos a demanda de calidad a precios bajos, un creciente número de usuarios de todo el mundo está empezando a usar estos servicios. Ahora, quienes dejan el cable tienen una nueva forma de consumir contenido con el lanzamiento de un servicio de «streaming» de televisión por parte de Google que compite con los tradicionales proveedores de televisión por cable como Comcast.  

Disponible solo en ciertas ciudades de EE. UU. por el momento, YouTube TV ofrece más de 40 canales populares americanos en «streaming» para una gran variedad de dispositivos. Aunque el precio del servicio de 35 $ al mes es mucho más alto que el de Netflix, es una ganga comparado con los 103 $ que paga el hogar medio americano por los servicios de televisión por cable (Leichtman Research Group, 2016). Este movimiento de Google es, sin duda, un intento de hacerse con una parte del dominio de los proveedores de televisión por cable en los EE. UU., pero también es un nuevo campo de batalla en el que el gigante tecnológico se enfrenta a otros servicios de «streaming» en línea.

Aunque todavía no hay fecha para su implantación en el Reino Unido, es probable que Google también intente competir con proveedores como SKY y BT. Sin embargo, aunque Netflix ofrece una tarifa plana a escala internacional, seguramente Google ajustará sus precios para competir con los proveedores de cable en el mercado británico.

Google contra Netflix

Pese a que no es un competidor directo desde una perspectiva más amplia, YouTube TV será un rival para Netflix por diversos motivos. La primera razón es que ahora ofrece otra solución para quienes cortan el cable. Hasta el momento, las soluciones más populares ofrecían contenido a demanda sin televisión en directo, una opción que no satisfacía las necesidades de todos. YouTube TV podría presentar una alternativa atractiva y es muy probable que algunos espectadores prefieran esta solución a otros servicios de «streaming» en línea.

La acción de Alphabet contra la acción de Netflix, 2017 | Fuente: eToro

Otro motivo es que YouTube TV está en una fase muy incipiente desde un punto de vista de orientación al consumidor y es probable que crezca y que amplíe su oferta. Asimismo, los recursos que Alphabet Inc. (sociedad matriz de Google) tiene son inmensos y seguramente empezará a crear su propio contenido original. Si eso sucede, se eregirá como competidor directo de Netflix, que se ha consolidado como el creador de contenido televisivo número uno en EE. UU.

Lucha por la cuota de mercado

Respecto a cómo afectará el movimiento de Google al precio de la acción GOOG o la acción NFLX, tendrá que pasar algo de tiempo antes de que pueda determinarse. El precio de la acción de Netflix depende de dos factores principales: los ingresos y el número de suscriptores. A juzgar por el historial de las acciones de Netflix, siempre que la empresa informa de un aumento de ambos factores, el precio de la acción sube. Con las acciones de Alphabet no es tan sencillo, ya que Google opera en un rango mucho más amplio de servicios y actividades.

Por una parte, esto favorece a Netflix, porque tiene unos objetivos muy claros y medios para mantener a flote el precio de su acción, mientras que las acciones de Google podrían verse afectadas por factores que no tienen nada que ver con su división de YouTube TV. Por otra parte, el tamaño de Alphabet es una ventaja, ya que permite un mayor margen de error y experimentación. Para Netflix, un fracaso en el mercado del «streaming» en línea podría resultar catastrófico, mientras que para Google, podría ser un área fallida de una empresa con un increíble éxito en todo lo demás.

Conclusión: Hay suficiente para todos

El espacio del «streaming» en línea es cada vez más concurrido, con numerosos actores incorporándose a este campo en los últimos años y más que probablemente se unirán. Sin embargo, es importante recordar que la mayor parte de la industria televisiva sigue dominada por la televisión por cable, satélite y las cadenas de televisión. Por tanto, aunque la industria se ha visto afectada por empresas como Netflix, la verdadera transición se está produciendo aún y es una lucha entre quienes cortan el cable y los proveedores tradicionales. Básicamente, esto sitúa a muchas empresas tecnológicas a un lado del mapa en una batalla contra los proveedores tradicionales. No obstante, a medida que las ofertas de contenido en línea se vuelvan más inclusivas, con incorporaciones como YouTube TV, la balanza puede inclinarse en favor de los proveedores de contenido en línea y será entonces cuando la batalla entre ellos cobre protagonismo.

Toda inversión implica riesgos. Solo arriesgue el dinero que pueda permitirse perder. La información anterior no es un consejo de inversión.

653 Vistas