¿Qué es el «Stop Loss»?

El «Stop Loss» es una herramienta de gestión de riesgo cuyo objetivo es añadir protección a la inversión.

 

Se trata de una orden para cerrar una operación a una determinada tasa, si es que el precio del activo se mueve en dirección contraria a la suya, para evitar que incurra en más pérdidas. Si el mercado alcanza la tasa que usted ha definido y ya ha perdido el importe predeterminado, la orden de «Stop Loss» se activará y cerrará automáticamente su posición.

 

Es obligatorio definir una tasa de «Stop Loss» en todas las posiciones, con la excepción de las posiciones no apalancadas de COMPRA.

 

Puede definir su tasa de «Stop Loss» de acuerdo con una tasa específica en el mercado, o como una cantidad monetaria. La tasa predeterminada de «Stop Loss» en la mayoría de las operaciones es el 50% del importe de la posición. En otras palabras, si el valor de su posición cae al 50% de la suma invertida, se activará la orden de «Stop Loss» y se cerrará automáticamente la posición.

 

Puede ajustar la tasa de «Stop Loss» en cualquier momento mientras esté abierta la operación.

 

Bajo condiciones de mercado normales, no se garantiza la tasa de «Stop Loss» establecida. Cuando el mercado se muestra volátil, la tasa de «Stop Loss» que ha solicitado podría no alcanzarse en el mercado. En este caso, la orden de «Stop Loss» se activaría a la siguiente tasa disponible. El resultado es que podría incurrir en más pérdidas de las que podría soportar en la operación. No compensamos por estos casos, ya que no interferimos en las condiciones o los eventos del mercado.

 

Consulte también: