¿Qué es el Stop Loss?

Un Stop Loss es una herramienta de gestión de riesgo que pretende añadir protección a la inversión. Es obligatoria en cualquier posición, con la excepción de criptomonedas y activos reales.

 

Se trata de una orden ajustable para cerrar la operación cuando el mercado mueva una cantidad especificada en contra de su posición y le ayuda a minimizar sus pérdidas en caso de que el mercado se mueva en la dirección opuesta a la esperada.

 

Puede establecer su Stop Loss de acuerdo con un nivel específico en el mercado (tasa) o una cantidad monetaria, que también se muestra como un porcentaje de su inversión inicial en la ventana de la operación.

 

En condiciones normales de mercado, cuando el mercado alcance su tasa solicitada y usted haya perdido el importe predeterminado, la orden Stop Loss se activará y cerrará automáticamente su posición.

 

Sin embargo, los Stop Loss fijados no están garantizados. Durante los periodos volátiles, cuando pueden producirse picos, brechas del mercado y desfases debido a las condiciones del mercado, cabe la posibilidad de que su Stop Loss no se active en la tasa que solicitó. Si su Stop Loss fijado no se invierte en el mercado debido a este tipo de incidencias, se activará en la siguiente tasa disponible.

 

No compensamos por estos casos, ya que no interferimos en las condiciones o eventos del mercado. Consulte la sección 4.4 en nuestros términos y condiciones para obtener más información.