eToro
De eToro
4938 Vistas

¡Oh, Snap! eToro está lista para la OPV de SNAP, ¿y usted?

Una de las empresas tecnológicas más seguidas de los últimos años ha sido Snap Inc., creadora de Snapchat, la popular plataforma para compartir contenidos. Al igual que muchas otras empresas anteriormente, Snap está a punto de salir a bolsa, por lo que va a presentar una OPV a principios de marzo. Snap estará disponible para los inversores de eToro desde el primer día de operaciones posterior a la OPV, por lo que le recomendamos tener en cuenta todo lo siguiente antes de invertir en ella.

La historia de Snap

Fundada en 2011 como Snapchat, la empresa de mensajería efímera logró enseguida un rotundo éxito, consiguiendo millones de usuarios en todo el mundo. A lo largo de los años, la empresa incorporó muchas otras funciones y se convirtió en una plataforma de «microblogging», que permitía a los usuarios publicar resúmenes diarios denominados «historias», aparte de seguir siendo un servicio de envío de mensajes. El producto estrella de Snap sigue siendo Snapchat, que cuenta con 158 millones de usuarios activos a diario, que crean 2500 millones de unidadesde contenido cada día.

Snap en cifras

Snap no tiene un flujo de ingresos estable. Recaudó 405 millones de $ el año pasado,  cifra casi siete veces superior a la cosechada en 2015. Sin embargo, es importante advertir que la empresa sigue sin ser rentable. Snap terminó el año pasado con unas pérdidas totales de 514 millones de $. La empresa está gastando cada vez más recursos en I+D y en ampliarse, pues la nómina de empleados creció un 210 % durante el pasado año.

Invertir en la OPV de Snap: aspectos a considerar

Cuando se opta por invertir en una empresa en cuanto sale a bolsa, hay algunos factores que merecen tenerse en consideración. A continuación, se indican algunos aspectos que resultan pertinentes en el caso particular de Snap:

 

  • ¿Está ganando dinero la empresa? En el caso de Snap, sí. No obstante, como se ha mencionado antes, sigue estando muy lejos de ser rentable. Las empresas suelen utilizar las OPV como medio para generar ingresos de forma rápida, pero Snap, obviamente, no va a guardar ese dinero, sino que lo dedicará a ampliar sus servicios. Además, la empresa ha declarado que quizá nunca consiga ser rentable, por lo que podemos asumir que seguirá invirtiendo dinero en su ampliación y en nuevos productos.
  • ¿Qué porción de la empresa se ofrece? A veces se usan las OPV como una estrategia de «salida» para sus inversores anteriores, que buscan una forma de sacar rédito a su inversión. Un buen indicador de que se está empleando esta estrategia es cuando se ofrece una porción extremadamente grande de la empresa. En el momento de la OPV, Snap tendrá una valoración de entre 19.500 millones de $ y 22.200 millones de $, e intentará recaudar hasta 3.200 millones de $, por lo que no está ofreciendo una porción demasiado grande al público, lo que significa que se puede descartar la opción de una estrategia de «salida» en este caso.
  • Los precios de la acción a menudo caen tras una OPV: Twitter es un buen ejemplo, puesto que también salió a bolsa con una balance negativo entre beneficios y pérdidas. Tras dispararse casi un 73 % en el día de su OPV, las acciones de Twitter cayeron por debajo del precio de su OPV menos de dos años después. En comparativa, Snap ha generado menos ingresos y ha tenido mayores pérdidas que Twitter en el momento de su OPV, por lo que es un factor a tener en cuenta.
  • ¿Quién se va a encargar de la salida a bolsa? En lo que se refiere a las OPV, es importante que una entidad financiera de renombre se encargue de preparar la salida a bolsa. En el caso de Snap, cuenta con una impresionante garantía, pues las destacadas entidades Morgan Stanley y Goldman Sachs van a encargarse de este proceso.
  • Una OPV es una receta de volatilidad: es raro que tras una OPV, los precios de la acción permanezcan estables, pues suelen variar ya sea para bien o para mal. Las fluctuaciones en el precio podrían producirse momentos después de la OPV, y luego cambiar drásticamente a lo largo de períodos más prolongados de tiempo. Por ejemplo, cuando Facebook salió a bolsa en 2012, el precio de su acción fue de 38 $. Hoy es superior a 130 $, por eso también existe una estrategia a largo plazo que habría que considerar.
  • Snap depende de Google: la infraestructura de Snapchat está diseñada en base a los servicios de nube de Google, y Snap se ha comprometido a gastar la nada desdeñable suma de 2.000 millones de $ en servicios de Google en los próximos cinco años. Este compromiso podría acabar resultando una pesada carga sobre los márgenes de beneficios de Snap.

Conclusión: ¿debo invertir en Snap?

La OPV de Snap se mide a menudo dentro del rango que va entre el éxito de Facebook y el fracaso de Twitter. Aunque Snap espera convertirse en la próxima Facebook, algunos de los síntomas, como el hecho de estar muy lejos de ser una empresa rentable, indican más bien que podría sufrir el mismo destino que Twitter. Además, Snap es un competidor directo de Facebook, o más exactamente, de las «Historias» de Instagram, que rivalizan con la principal función de Snapchat, y que, al parecer, están dándole un buen mordisco a la cuota de mercado de Snap. Es importante recordar que Facebook presentó una vez una oferta para adquirir Snap por 3.000 millones de $ que fue rechazada, por lo que resulta obvio su interés por competir con Snap.

No obstante, Snap se declaró recientemente como una «empresa de cámaras» y dijo estar reinventando el concepto de cámara. Aunque esto se relaciona con las actividades actuales de Snap, también podría significar que está trabajando en nuevos avances e innovaciones, que se podrían introducir en años venideros, aventajando así a sus competidores directos. En cualquier caso, ya sea una historia de éxito como la de Facebook o de fracaso, como la de Twitter, la OPV de Snap presenta muchas oportunidades interesantes para los inversores.

4938 Vistas