Inversión socialmente responsable: Cómo ganar dinero al tiempo que se fomenta un cambio social positivo

Esta publicación la ha escrito el Popular Investor Edward Philip Butler (@eddyb123), un británico que actualmente disfruta viajando por todo el mundo mientras trabaja a tiempo completo invirtiendo a través de eToro. Utiliza su sólida experiencia financiera para investigar y analizar las próximas tendencias mientras explora junglas y se relaja en playas.

Milton Friedman, el economista ganador del Premio Nobel, dijo: «La responsabilidad social de las empresas es aumentar sus beneficios». Afortunadamente, la teoría de los accionistas de Friedman ha sido sustituida en gran medida por la teoría de las partes interesadas, la idea de que las empresas deberían evaluar el impacto general que tienen en distintas partes interesadas y ámbitos, desde los empleados y las comunidades locales hasta el medioambiente y la sociedad. 

Hacemos responsables a los individuos de los comportamientos perjudiciales y deberíamos exigir lo mismo a las empresas. La moral personal, las creencias religiosas y la cultura de una persona (entre otras cosas) determinan cómo se comporta en su vida. Por ello, ¿cómo puede ser aceptable ignorar esas creencias cuando se invierte? 

¿Qué es la inversión socialmente responsable?

Según la definición de las Naciones Unidas, la inversión socialmente responsable (o ISR) es una «estrategia y práctica que incorpora factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en las decisiones de inversión y el ejercicio activo de la propiedad». 

Sin embargo, la definición no es tan simple como parece. La aplicación de estos principios puede llegar a ser complicada. Por ejemplo, si le apasiona proteger el medioambiente, parece razonable sugerir que no debería invertir en la industria petrolera. Sin embargo, ¿hace esa misma observación en el caso de Coca Cola, la empresa que más contamina de plástico a nivel global? La ISR no es una métrica binaria, sino un amplio abanico que abarca muchas consideraciones y, por tanto, es relativamente subjetiva. Sin embargo, eso no le resta importancia. 

¿Por qué debería preocuparme?

Está en desventaja con respecto a sus compañeros si no incorpora el análisis de la ISR en sus decisiones. Veamos por qué.

Actualmente, el 95 % de los «milenials» manifiesta interés en la inversión sostenible y la Fundación estadounidense SIF (el Foro para la inversión sostenible y responsable) comunicó que más de uno de cada cuatro dólares bajo gestión profesional se invertía de acuerdo con estrategias de inversión sostenible. Esto representa un aumento del 38 % entre 2016 y 2018. Incluso empresas como Blackrock (con activos gestionados por valor de 7 billones de dólares) se han comprometido a priorizar las inversiones sostenibles. Estas cifras son astronómicas y la tendencia no muestra signos de ralentización. La ISR se está convirtiendo con gran celeridad en un elemento indispensable de las decisiones de inversión. 

Un comportamiento poco ético puede dañar la imagen pública y la reputación de una empresa y, en última instancia, perjudicar sus resultados netos y, si no se controla, las consecuencias pueden ser más perjudiciales exponencialmente. Entre algunos ejemplos de la historia empresarial reciente se incluyen:

  • El derrame de petróleo del Exxon Valdez
  • El escándalo de las emisiones de Volkswagen
  • El escándalo de datos analíticos de Facebook – Cambridge
  • El derrame de petróleo de la plataforma Deepwater Horizon de BP
  • Los incendios forestales iniciados en los tendidos eléctricos de PG&E

Pero la pregunta sigue siendo: ¿limitar el número de empresas en las que invierte debido a la ISR limitará también sus rendimientos potenciales? Echemos un vistazo a los datos para encontrar la respuesta. 

¿Los índices de ISR superan el rendimiento del S&P 500?

La respuesta es, en realidad, sí y no (dependiendo de los fondos y la comparación que realice), pero hay cada vez más pruebas que sugieren que las empresas que incorporan factores ASG en su negocio tienen más probabilidades de registrar un crecimiento a largo plazo. Según MoneyWeek, estas empresas «podrían obtener mayores ganancias porque se centraron en aspectos beneficiosos para su negocio, como desperdiciar menos agua y energía, ofrecer incentivos a sus directores ejecutivos para que se centren en el largo plazo y proporcionar lugares de trabajo diversos y de alta calidad que propicien una mayor satisfacción, retención y productividad de los empleados».1

Tomemos, por ejemplo, el índice FTSE KLD 400, el primer índice que mide el rendimiento de una gran variedad de acciones socialmente responsables en los Estados Unidos. Si se compara con el índice S&P 500 desde 1990, se observa que el KLD 400 ofrece un rendimiento muy bueno:

Fuente de imagen

En realidad, hay muchos fondos de ISR que han superado el rendimiento del S&P 500 en los últimos cinco años, como los fondos Parnassus Endeavor Investor y Vanguard FTSE Social. Uno de los fondos de ISR más conocidos del Reino Unido es el Liontrust UK Ethical Fund, que ha generado un rendimiento del 98.2 % en cinco años. 

En resumen, se puede ganar mucho dinero sin comprometer las creencias.

¿Cómo puedo ser un inversor socialmente responsable?

La comunidad inversora global ha optado por utilizar las calificaciones ASG (ambiental, social, y gobernanza) como barómetro de la ética de una empresa. La mayoría de las calificaciones suelen seguir los 17 objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. 

Solo usted puede determinar qué factores son importantes para usted. Podría empezar haciendo una lista de los factores ASG con los que se sienta más identificado. A partir de ahí, incluso podría crear una lista negra en la que se detallen los sectores y empresas que evitará a la hora de invertir. A continuación le indicamos otros posibles problemas de ASG para que reflexione:

Fuente de imagen 

Para comprobar la calificación ASG de una empresa, puede utilizar recursos como la calculadora de MSCI. Solo tiene que introducir el nombre de la empresa en la barra de búsqueda de esta página para ver su calificación.

Además de comprobar las calificaciones ASG, también puede:

  • Utilizar sitios web como Corpwatch para comprobar si se ha producido algún escándalo recientemente
  • Configurar alertas de Google para las empresas que está investigando a fin de estar informado de las novedades 
  • Leer la sección «Perfil» de la empresa en eToro (en la sección «Estadísticas») para obtener una visión equilibrada de los problemas a los que se enfrenta una empresa 

Si todo esto suena un tanto abrumador, recuerde que no es necesario cambiar su portafolio de forma inmediata y drástica, sino que puede realizar una transición gradual. Es probable que necesite seguir evaluando y corrigiendo su portafolio conforme a sus propios umbrales de ISR y al panorama empresarial en constante cambio.

Los CopyPortfolios temáticos de eToro también son un excelente punto de partida. Por ejemplo, el CopyPortfolio Renewable Energy puede darle una idea de los principales actores y el rendimiento general del sector de las energías renovables. 

Es útil pensar en sus inversiones como avales. Ningún copo de nieve es responsable de una avalancha, pero cada uno contribuye a que se produzca. Invertir en empresas que sean afines a sus creencias es una estrategia que beneficia a todos.

Fuentes:

  1. https://moneyweek.com/481615/sri-esg-how-ethical-and-sustainable-investing-went-mainstream

Esto es un mensaje de marketing y no se debe interpretar como un consejo de inversión, recomendación personal ni oferta o solicitud para vender o comprar cualquier tipo de instrumento financiero. Este material se ha elaborado sin tener en cuenta ningún objetivo de inversión ni situación financiera en particular. Tampoco se ha elaborado de conformidad con requisitos legales o reglamentarios para promover una investigación independiente. Cualquier referencia al rendimiento pasado o futuro de un instrumento financiero, índice o paquete de productos de inversión no se debe considerar como un indicador fiable de los resultados futuros. eToro no declara ni asume responsabilidad alguna con respecto a la precisión o integridad del contenido de esta publicación, que se ha elaborado utilizando información de disposición pública.

 

 

120 Vistas