Cómo se relaciona la vacuna contra la COVID-19 con el mercado bursátil

Si hay un término que se ha escuchado, discutido y debatido mucho en 2021 este es «vacuna». La pandemia de la COVID-19 ha puesto a las vacunas de nuevo en el foco y ha generado un gran debate en relación a uno de los inventos más importantes de la historia. Un tema tan candente, especialmente relevante para toda la población mundial, es también una gran fuente de inversiones.

Su capital está en riesgo.

El mercado de las vacunas

No es habitual que un fabricante diga que su mercado objetivo sea «todos», pero este es el caso de las vacunas. Desde sus inicios, las vacunas han sido siempre relevantes para casi todos los miembros de la raza humana. Algunas se aplican durante el primer año de la vida de una persona, otras más tarde, en la etapa adulta, y otras, como la recién desarrollada vacuna contra la COVID-19, se aplican como parte de un esfuerzo mundial para combatir una pandemia.

En 2019, el mercado mundial de las vacunas se situaba por debajo de los $50000 millones, aunque se espera que alcance más del doble en 2027. 

Obviamente, la investigación y el desarrollo para la creación de la vacuna son extensos y caros. Por lo tanto, en el mundo actual, suelen desarrollarlas casi siempre las grandes farmacéuticas. Estas empresas multinacionales cuentan con los recursos, la infraestructura y las instalaciones para llevar a cabo todo el proceso. No obstante, dado que las vidas humanas están en riesgo, estas empresas también tienen que cumplir estrictas limitaciones de entidades normativas de la salud, tal como la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

Además, dado que también son empresas que cotizan en bolsa, las grandes farmacéuticas están bajo el constante escrutinio de los accionistas. Por tanto, las vacunas son un compromiso muy grande y, aunque implican un beneficio potencial importante, también implican un tremendo riesgo. ¿Cómo deben mirar los inversores a este mercado?

Ensayos clínicos: la pandemia producida por la COVID-19

La historia de las vacunas empieza ya en el siglo XVI, con los primeros testimonios de tratamientos preferentes que se usaban en India y China. No obstante, fue en el siglo XVIII cuando se acuñó el término «vacuna», que deriva de la palabra latina «vaca», ya que la versión bovina de la viruela se utilizaba para inocular en humanos. Con el paso de los años, las vacunas han sido parte del esfuerzo médico mundial para prevenir enfermedades como el sarampión y la tuberculosis, y han permitido acabar completamente con ciertas enfermedades como la poliomielitis y la viruela.  

Las vacunas han sido el centro del debate público en los últimos años, con los llamados «antivacunas» por un lado, y los científicos y los profesionales de la medicina por el otro. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha avivado esta discusión y, dado que se han desarrollado y lanzado nuevas vacunas, la importancia de esta herramienta médica se ha hecho más evidente. 

La COVID-19 ha impactado en las vidas de casi toda la población del planeta de una forma u otra. Los distintos gobiernos están abordando la gestión de la pandemia de distintas formas, desde restricciones leves a confinamientos totales. 

Solo se han tardado nueve meses en desarrollar y probar la vacuna. Después de los positivos ensayos clínicos, a final de 2020 empezaron a aprobarse las vacunas. Tanto Pfizer como Moderna recibieron la autorización de uso de emergencia de la FDA y empezaron a enviar sus vacunas a todo el mundo. En la actualidad, estas vacunas aún se están administrando en distintos países y a distintos ritmos, pero es probable que sean la clave para volver a la vida normal.

Invertir en las acciones de una vacuna

Con tanto potencial de crecimiento y el debate público constante, las acciones de las empresas farmacéuticas que desarrollan las vacunas resultan atractivas para muchos inversores. Sin embargo, a menudo es difícil examinar todas las empresas y encontrar en cuáles invertir. Para presentar a sus usuarios la exposición a este segmento de mercado de alto perfil, eToro ha creado el Vaccine-Med CopyPortfolio, que incluye acciones de grandes farmacéuticas junto con verdaderos jugadores del mundo de las vacunas. 

Esta es una comunicación comercial y no debe interpretarse como asesoramiento de inversión, recomendación, oferta o solicitud de compra o venta en relación con ningún instrumento financiero. Este material se ha preparado sin tener en cuenta ningún objetivo de inversión ni la situación financiera del receptor, y tampoco se ha tenido en cuenta ningún requisito normativo ni legal para promover una investigación independiente. Cualquier referencia a los resultados pasados o futuros de un instrumento financiero, índice o producto de inversión empaquetado no es un indicador fiable de resultados futuros y no debe interpretarse como tal. eToro no se hace responsable ni asume ninguna responsabilidad en relación con la precisión o la exhaustividad del contenido de esta publicación, que se ha preparado utilizando información disponible al público.

Los datos presentados en este artículo se han tomado de este hoja de datos.

126 Vistas