Los inversores se preparan para la subida de los tipos de interés

El nuevo año ya ha comenzado con muchos acontecimientos cuyos resultados pueden afectar a sus inversiones. Este es uno de ellos: el 25 y 26 de enero se reúne el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas de inglés), que decidirá la política monetaria. ¿Cómo le afectará esto a usted?

Grandes decisiones por delante

Esta será la primera reunión del FOMC de 2022 y, al tomar esta decisión, la Reserva Federal tendrá que tener en cuenta varios objetivos importantes para la economía estadounidense. Entre ellos, maximizar las tasas de empleo, estabilizar los precios de los productos y determinar unos tipos de interés que sean sostenibles a largo plazo. 

 

Estos objetivos se consiguen principalmente subiendo o bajando los tipos de interés, una decisión que tiene un efecto dominó en toda la economía.

Cómo afecta el tipo de interés al empleo y la inflación

Cuando la economía no va bien, la Reserva Federal suele plantearse bajar los tipos de interés, como lo hizo durante la pandemia. Esto se traduce finalmente en una mayor disponibilidad de efectivo para las personas que buscan préstamos, ya que los intereses de los mismos serán más bajos. Las empresas tienen más dinero para expandirse y contratar más empleados. De modo que, se considera que un tipo de interés bajo estimula la economía, pero solo hasta cierto punto.

 

Cuando la Reserva Federal baja los tipos de interés, no solo significa que los préstamos son menos caros, sino que también hay menos incentivos para que la gente ahorre dinero. Nos gusta ahorrar dinero cuando ganamos intereses altos y sin ese incentivo es más probable que lo gastemos. Cuando hay más dinero en el mercado aumenta la demanda de una cantidad limitada de productos, lo que acaba provocando la subida de los precios y un aumento de la temida tasa de inflación.

Encontrar el punto óptimo de los tipos de interés

Hay que mantener un delicado equilibrio entre el estímulo de la economía cuando es necesario y la contención cuando causa problemas. Por esta razón, es casi seguro que la Reserva Federal subirá los tipos de interés muy pronto; la única pregunta es con qué rapidez y frecuencia. 

 

La inflación en el último año ha sido mucho más alta de lo esperado y ciertamente más alta que el objetivo de inflación de la Reserva Federal del 2 %. Por lo tanto, para controlar la inflación, que es una parte importante de la labor de la Reserva Federal, esta tiene que subir los tipos de interés. De hecho, sabemos por el resumen de su última reunión (llamado «acta»), que hubo un amplio acuerdo para subir los tipos de interés.  

 

Los recientes comentarios de los miembros del FOMC sugieren que los tipos subirán en marzo y que habrá tres subidas de tipos, cada una de un cuarto de punto porcentual. Una subida de tipos de interés excesiva o demasiado rápida podría provocar inestabilidad en la economía y volatilidad en los mercados, lo que obviamente debe evitarse. Un enfoque gradual, en el que la Reserva Federal pueda seguir de cerca cómo se ven afectadas las condiciones económicas, puede ayudar a suavizar la transición para los mercados.

Tomarse las cosas con calma en la reducción

La Reserva Federal seguirá reduciendo la cantidad de activos mensuales que compra hasta llegar a cero. A esto se le llama reducir los activos. Es un proceso que la Reserva Federal comenzó en noviembre con 15 000 millones de dólares mensuales, pero ahora ha duplicado el importe, reduciendo sus compras en 30 000 millones de dólares mensuales. Se espera que las compras de activos lleguen a cero en marzo y que después aumenten las tasas de interés.

 

La razón del retraso radica en que mientras la Reserva Federal compra activos aumenta la cantidad de dinero en circulación. Más dinero en circulación significa más inflación. Por lo tanto, sería contraproducente que la Reserva Federal continuara con las políticas que aumentan la inflación y simultáneamente implementara políticas para disminuirla. 

¿Qué pasa con mis acciones?

Lo que los inversores quieren saber es cómo afectará a sus portafolios un aumento de los tipos de interés. Parece probable que el año 2022 sea volátil debido a varios factores: uno de los cuales es la inevitabilidad de una subida de los tipos de interés. La cantidad exacta, la frecuencia y el momento concreto continúan en el aire.

 

Sin embargo, un vistazo al pasado indica que en los primeros meses tras una subida de tipos las acciones se ven afectadas negativamente, pero luego se recuperan en un plazo de entre seis meses y un año. Si se les da el tiempo suficiente, inevitablemente, los mercados vuelven a equilibrarse.

 

Este mensaje tiene únicamente fines informativos y educativos generales y no se debe interpretar como un consejo de producto financiero, recomendación personal ni oferta o solicitud para vender o comprar cualquier tipo de producto financiero. Se ha preparado sin tener en cuenta sus objetivos, necesidades ni situación financiera. Cualquier referencia al rendimiento pasado o indicativo futuro no es ni se debe considerar como un indicador fiable de los resultados futuros. eToro no representa ni asume responsabilidad alguna con respecto a la precisión o integridad del contenido de esta publicación.

188 Vistas