Covid-19, flujos y volatilidad

Situación global

Nuevos temores de estar frente a una quinta ola del Covid que pueda paralizar una parte de la economía mundial. Ante el aumento de casos en USA con casi 89.000 en media móvil semanal, el inicio de un nuevo confinamiento en Austria o el alto número de casos alcanzados en Alemania y demás países europeos, el miedo vuelve a hacer acto de presencia impactando, por ejemplo, en el precio del petróleo (WTI) que pasa de los 85 USD de hace unas semanas a los 75 actuales. Lógicos ajustes que, sin embargo, dejan entender que esos temores van ganando relevancia.

Sin embargo y como venimos advirtiendo desde hace tiempo, lo importante son los flujos. Da igual los temores que podamos tener sobre el aumento de inflación (en US ha pasado en 2021 del 1,2% de enero al 6,2% actual y en Europa del -0,3% al 4,1%), las dudas sobre cómo y cuándo ajustará la FED los tipos y cómo se llevará a cabo el tapering, o si el sentimiento del consumidor marca mínimos de 10 años. Todo eso da igual si, como vemos en el gráfico actualizado, el dinero sigue entrando en renta variable global.

Y como mostraba el BoFa sobre posiciones de inversores, la parte destinada a renta variable, es la mayor de toda la serie histórica. Se sigue apostando por inflación transitoria y una FED que seguirá midiendo y comunicando sus acciones de forma muy clara y transparente.

Sin embargo y pese a esto último, empezamos a ver ciertos signos que deberían por lo menos, llevarnos a incrementar la cautela. Desde las implicaciones que puede tener un aumento de los casos del Covid19 y las acciones para su control que se implementen, hasta cómo gestionar la euforia de los mercados, con un S&P500 consiguiendo 66 sesiones donde se ha marcado un nuevo máximo anual en 2021, llevando las valoraciones a múltiplos muy elevados y sin olvidarnos del aumento del VIX de noviembre, dentro de cotas todavía manejables, pero que cierra en máximos del mes actual.

S&P

Seguimos en cotas muy bajas de volatilidad medida por el VIX, en línea con lo visto en el resto del año. Esta señal de complacencia sigue siendo otro de los factores a vigilar. Si bien es verdad que en noviembre el alza empieza a ser la nota dominante, no será hasta saltar la zona de los 20-22 puntos cuando saltarán las primeras señales de alerta. Así pues, esa es la clave de cara a obtener mayor información del mercado de ese lado.

Desde un punto de vista técnico y tras alcanzar zona de máximos históricos, el rango 4650-4700 es el dominante en el corto plazo. De perder la zona 4650, objetivo en los 4550 y los 4400 después. Por arriba, los 4700 volverían a situar a este indicador en el camino de la tendencia alcista dominante. Desde verano de 2020, el SP500 no ha perdido la media de 200 sesiones.

IBEX-35

Vuelta a las andadas y a las zonas inferiores que veniamos marcando. Sector bancario a la baja, sector de la economía social volviendo a perder zonas clave de soporte y la apatia por un mercado que, de momento, sigue sin interesar a nadie. Perdidos los 9000 puntos primero y los 8800 despúes, son los 8600-8650 el primero de los objetivos bajistas. De perderse, directos al 8400. Sin embargo, el pesimismo levantado en la semana y los niveles de sobre venta alcanzados, si los 8650 no se pierden, pueden estar indicando el paso a cierta movimiento previo de consolidación. En cualquier caso, serán los 9000 puntos los que marquen los límites de tal posibilidad.

Criptoactivos

Comunicaban el presidente de El Salvador y los responsables de Blockstream, la futura emisión del “Bitcoin Bond”, un bono a 10 años por un importe de de 1.000 millones de USD, cuyo destino será la mitad para comprar bitcoin y la otra para llevar a cabo proyectos de infraestrutura sobre minería limpia de bitcoin en el país. Todo ello bajo la idea de construir la “ciudad Bitcoin”. Esta emisión, en la Liquid Network (solución de capa 2 sobre Bitcoin) permitirá inversiones desde 100 USD y ejecución o pago de los dividendos en tiempo real.

Otro dato interesante a vigilar viene del plan de rehabilitación de MtGox. Según aquel, se reembolsarán los BTC hackeados y en total, unos 150.000BTC, serán devueltos a los usuarios. Pese a no tener fecha concreta, el riesgo de que se pongan en mercado es un dato a tener en cuenta en el corto plazo. Puede seguir en esta página dicha información.

Puestos a analizar la información de la cadena sobre la posible evolución de BTC, de momento el dato de SOPR no ha dado señal de compra, pese a estar muy cerca de los niveles que han funcionado históricamente. Así mismo, el número de BTC en las Exchanges es de 2,43 millones, lo que supone un 13% del total emitido a la fecha y, de otro lado, una señal de muy baja liquidez.

Desde un punto de vista técnico y para el BTC, los precios fueron a buscar el soporte clave de los 58.000USD. Pese a que se perdieron durante unas sesiones, la recuperación casi inmediata sigue dejando como relevante ese nivel de soporte. De perderse, los 52k serían el objetivo inicial del desarrollo bajista. Por arriba, los 60K como zona psicológica y los 62,5 USD son las referencias a batir para pensar en nuevos máximos.

8189 Vistas