Bolsas & Bitcoin ante un momento delicado

Situación global

Tras una semana con vaivenes interesantes en todo tipo de activos, el caso Evergrande, el FOMC y los datos macro conocidos, han puesto de manifiesto que, pese a ese apoyo todavía incondicional de los bancos centrales, algo está cambiando en el fondo del mercado. Vengo avisando de la necesidad de observar los flujos hacía los activos de riesgo, en verdad hacía cualquier activo, como indicador de posible cambio de percepción de los participantes del mercado. Tras un 2021 que hasta la semana pasada no había sufrido ni una variación semanal negativa, esta última ha perdido unos 25.000 millones de USD que han ido, no a cash a la espera de nuevas oportunidades, sino a Fondos Monetarios en una clara señal de aversión al riesgo (fuente: H.Report). Está claro que se trata de un dato que puede ser aislado y no debe llevar a toma de decisión alguna, pero es llamativo el movimiento y destino observado.

No en vano y pese a que todos lo intuimos, sacaba BofA un gráfico donde resulta muy clara la correlación entre flujos e índices. En concreto y desde 2002, los flujos y las cotizaciones tienen una correlación del 93%, ambos en máximos históricos. En ese contexto, los clientes privados del BofA llevan vendiendo acciones cuatro semanas seguidas.

En este contexto de los flujos, el incorporar situaciones complejas como la de Evergrande y el impacto que una mala resolución del problema puede tener, hace pensar en cierta disminución lógica de la exposición al riesgo. Y en esa situación parece que nos vamos adentrando.

S&P

Mientras tanto, 10 de los 11 sectores del S&P500 reciben un porcentaje de recomendaciones de compra mayores a lo observado un año antes. Consumer Staples es el único que lo reduce y nos deja estos datos;

Desde un punto de vista técnico, advertíamos de estar cerca de la zona clave de los 4380-4430 y vimos cómo, a principio de semana, esa zona parecía perderse. Sin embargo y utilizando precios de cierre semanales, el soporte mencionado sigue vigente y ahora parece que la resistencia de los 4480 es la primera zona de test real. Si no hay fuerza para superar ese nivel, pensaremos en una vuelta a tantear el soporte mencionado de los 4380. Por debajo, nada destacable hasta los 4240-4250. Precios por encima de los 4500 devolverían la capacidad de atacar máximos históricos.

IBEX-35

Reacción alcista desde lo mínimos mensuales, cerca de los 8500 puntos, para alejarse de la zona complicada que delimitamos en los 8400-8440 puntos. De momento, parece que ese primer ataque bajista se ha repelido, lo que no significa cambiar el sesgo negativo dominante, y serán ahora los 9000 puntos los que dirán qué escenario probable podemos tener los próximos meses. La media de 200 sesiones no se ha llegado a perder y podemos tenerla como referencia de corto mientras que, del lado del momentum, apreciamos cierta recuperación. Necesitamos que el sector energía recuper cierta tracción para pensar en la zona alta.

Criptoactivos

Semana repleta de noticias en el entorno cripto. Desde la prohibición total lanzada por el gobierno chino en cuanto a toda operativa con criptoactivos, hasta la noticia de que Twitter permitirá a sus más de 300 millones de usuarios activos, enviar y recibir bitcoin compratiendo la dirección del wallet o utilizando la app Strike. Además, permitirá conectar los wallets de bitcoin a NFTs ligados a la identidad del usuario. En medio, la crisis de Evergrande y la pregunta de cuál puede ser el impacto que éste tenga sobre la economía china, el impacto internacional y sobre los activos de riesgo. Y en este último punto radica la incertidumbre existente. Más allá de los que puede pasar en el caso de Theter y su “papel comercial” utilizado como colateral, lo que preocupa es una salida rápida de riesgo global (Acciones, Inmuebles, Renta fija…) y el impacto sobre bitcoin. Así que atentos a este último punto pues puede ser complicado de gestionar en caso extremo.

Del lado de mercado, seguimos observando cómo los inversores con tokens en periodos menores a los 6 meses siguen vendiendo. Colocados en menos ya del 25% de la oferta, supone el mínimo de los últimos 10 meses y, del otro lado, los hodlers a largo plazo, siguen ganando peso relativo.

Desde un punto de vista técnico, perder los 45.000USD que venimos comentando como soporte inicial, ha supuesto dos cosas. En primer lugar, la percepción de que no hay tanto volumen apalancado en zonas clave (veremos qué sucede si los 39.000USD se pierden…) de momento y, de otro, que el soporte de los 39.000-40.000 es ahora el que debemos observar. Precios por debajo de los 39k implicaría ir a buscar los 35k primero y los 30k como último nivel de control. El bajo volumen negociado nos hace pensar, en principio, que los 39k debieran funcionar, y más viendo el sentimiento bajista instalado ahora mismo en mercado. Por arriba, necesitamos ver niveles mayores a 48k para pensar en cotas mayores.

219 Vistas