¿Una racha alcista o una burbuja a punto de estallar? Sea lo que sea, no debería pillarle desprevenido

2020 pasará a la historia como uno de los años más significativos en la historia de los mercados financieros. La pandemia de coronavirus lastró a los mercados, lo que provocó que cayeran a mínimos extremadamente profundos y luego cambiaran de tendencia por completo y ascendieran a cotas nunca antes alcanzadas. Y, sin embargo, por muy alcista que sean hoy los mercados, también hay algunos indicios que sugieren que estamos inmersos en una burbuja y, por tanto, los inversores deberían actuar en consecuencia. Siga leyendo para conocer qué puede hacer para prepararse mejor. 

El estado actual de los mercados

A primera vista, los mercados de hoy, sobre todo en Estados Unidos, nunca han presentado un panorama mejor. Al redactar estas líneas, los índices SPX500 y NASDAQ100 alcanzaban máximos históricos, mientras que el índice DJ30 compensaba todas las pérdidas sufridas por la pandemia de coronavirus. Agosto de 2020 fue especialmente positivo, ya que estos índices registraron sus mayores ganancias mensuales en más de 30 años. 

Los mercados lo están haciendo tan bien que es muy fácil olvidar que hace menos de seis meses, los mercados de todo el mundo sufrieron un tremendo desplome. Ante una pandemia global que paraliza las industrias de viajes y ocio, con una demanda global de petróleo a la baja y un aumento de las tensiones geopolíticas entre superpotencias como China y Estados Unidos, los mercados se han visto vapuleados desde todas las direcciones y, en ciertos momentos, han registrado pérdidas superiores a las de la Gran Depresión y la Gran Recesión. 

Una de las razones por las que los mercados estadounidenses se han recuperado tan bien se debe a la Reserva Federal. La Reserva Federal hizo todo lo posible por equilibrar los mercados, como por ejemplo inyectar dinero en la economía del país y básicamente convertirse en el mayor inversor del mundo

Las acciones suben a valores meteóricos

Aunque en general los índices indican una recuperación en todos los mercados, los detalles pueden contar una historia diferente. Por ejemplo, el índice S&P 500, que se considera un indicador fiable de la salud de la economía estadounidense, ha cotizado al alza. No obstante, si nos fijamos en sus componentes, es obvio que su tendencia alcista se vio impulsada principalmente por las cinco mayores empresas que cotizan en él. La principal pregunta que los inversores deberían plantearse es si estas acciones son en realidad tan valiosas o si están extremadamente sobrevaloradas. 

Apple es quizá el ejemplo más obvio. La empresa tardó 42 años en alcanzar una valoración de un billón de dólares. Sin embargo, solo se necesitaron dos años más para duplicarla y alcanzar una valoración de 2 billones de dólares, con lo que se convirtió en la empresa que cotiza en bolsa más valiosa de la historia. Incluso en periodos más cortos, su rendimiento ha sido espectacular: el precio de una sola acción de AAPL se ha duplicado en solo cinco meses este año, justo antes de realizar una división de acciones de cuatro por una

Tesla es otra acción que merece la pena mencionar, pues el fabricante de automóviles eléctricos ha pulverizado un récord tras otro en 2020. Tras un monstruoso aumento del 500% en su valor este año, Tesla se convirtió en la empresa automotriz más valiosa de la historia y en la séptima empresa más valiosa del mundo. Aunque no hay duda de que el cerebro de Elon Musk es extremadamente innovador, los volúmenes de producción de la empresa no están cerca de los de fabricantes de automóviles menos valiosos. No cabe duda de que su precio está impulsado por la especulación, pero la cuestión sigue siendo: ¿está sobrevalorada o logrará ponerse a la altura de su valoración actual?

Las empresas más nuevas también han podido beneficiarse del mercado alcista, e incluso de la pandemia de coronavirus. El popular servicio de videoconferencias Zoom es uno de los claros ganadores: a lo largo de 2020, el valor de la acción de la empresa se multiplicó por seis; además, registró una subida del 40% en un solo día como resultado de su informe de resultados del segundo trimestre. 

Aunque algunos inversores se muestran optimistas y están seguros de que la tendencia alcista continuará, a otros les preocupa que el mercado pueda estar sobrevalorado y que, básicamente, solo se trate de una burbuja.

¿Estamos en una burbuja?

¿Qué es una burbuja de mercado? La explicación más sencilla del término «burbuja» es un mercado valorado a un precio mucho más alto que su valor real. Se llama burbuja porque, como su nombre indica, finalmente está condenado a explotar. El economista Hyman P. Minsky destaca las cinco etapas de una burbuja de mercado: 

  • Primera etapa: desplazamiento: se produce un desplazamiento cuando los inversores se ven muy influidos por nueva información, una innovación o un nuevo paradigma. Por ejemplo, los precios extremadamente bajos a los que cayeron las acciones durante el desplome del mercado por el coronavirus, o las medidas sin precedentes adoptadas por la Reserva Federal para mantener a flote a los mercados, que han llevado a muchos inversores a comprar acciones
  • Segunda etapa: auge: es cuando los precios comienzan a subir rápidamente, como resultado del paso anterior, lo que atrae a nuevos inversores y nuevas inversiones al mercado.
  • Etapa tres: euforia: durante esta etapa, los inversores tienden a creer que «no pueden perder», se despreocupan e inyectan más dinero en el mercado, lo que provoca que los precios suban más y más. 
  • Cuarta etapa: recogida de beneficios: algunos inversores empiezan a temer que los mercados estén acercándose a su máximo y deciden vender muchas de sus posiciones.
  • Quinta etapa: pánico: se trata básicamente del estallido de la burbuja, pues muchos inversores advierten que los precios están empezando a caer, con lo que retiran su dinero y provocan una caída aún mayor de los precios y el desplome de los mercados.

Si estuviéramos efectivamente en una burbuja, actualmente podríamos encontrarnos entre la segunda y la cuarta etapa. Sin embargo, no hay manera de saberlo con certeza.

Reducción del riesgo y de la exposición

Aunque el escenario del estallido de la burbuja no es una certeza, sigue siendo una contingencia ante la que los inversores deben prepararse. Por tanto, es fundamental que los inversores responsables busquen formas de reducir sus niveles de riesgo actuales y minimizar la exposición a activos volátiles propensos a esta contingencia: 

  • Apalancamiento: un factor que puede aumentar en gran medida el riesgo en los mercados financieros es el uso de apalancamiento. Cuanto mayor sea el apalancamiento, más alto será el riesgo. Por tanto, debería considerar reducir el apalancamiento al abrir nuevas posiciones. Para obtener más información sobre qué es el apalancamiento y cómo funciona en eToro, lea este artículo
  • Diversificación: asegúrese de distribuir su capital entre diversos activos y clases de activos y proteja sus inversiones con activos de tipo refugio seguro. Para obtener más información sobre el uso de la diversificación para reducir el riesgo, consulte este capítulo de la guía tecnológico-financiera de eToro

Invertir a corto y a largo plazo de forma responsable a través de eToro

Durante estos tiempos interesantes e inciertos, aquí, en eToro, priorizamos ante todo la responsabilidad. Es hora de que los inversores inteligentes brillen, gestionen su capital de forma inteligente y adopten las medidas necesarias para protegerse en caso de que estemos efectivamente en una burbuja.

Quienes no estén seguros sobre cómo prepararse, sugerimos ceñirse a lo básico: diversificación, no utilizar demasiado apalancamiento, solo invertir en mercados e instrumentos con los que se esté familiarizado, y quizá lo más importante: confíe en la lógica y olvídese de corazonadas. 

Además, no pierda de vista las informaciones que envía eToro. Podríamos adoptar ciertas medidas, o introducir restricciones y limitaciones temporales, para proteger los fondos de nuestros clientes y nuestros propios fondos. Independientemente de si estamos o no en una burbuja, esta tremenda racha alcista debería abordarse con cautela, así que tenga cuidado con lo que hace y proteja sus fondos.

11026 Vistas