¿Cómo afectará la toma de posesión de la presidencia de Joe Biden a los mercados?

El presidente número 46 de Estados Unidos está a punto de asumir el cargo, pero tendrá una labor ya hecha cuando comience oficialmente sus funciones. Joe Biden hereda la economía estadounidense en un momento único. En los cuatro años transcurridos desde la victoria de Donald Trump en las elecciones de 2016, los mercados han subido con fuerza y muchas ganancias récord, a pesar de la volatilidad. Pero las acciones estadounidenses no son las únicas que han alcanzado máximos históricos, ya que los casos de coronavirus en Estados Unidos también lo han hecho. Biden empieza su mandato enfrentándose a la peor crisis de salud pública que se recuerda, junto con el enorme daño financiero colateral que la pandemia ha dejado, y sigue dejando, a su paso.

¿Cuándo es el día de la toma de posesión en 2021?

La toma de posesión es el evento en el que el presidente y el vicepresidente electos de Estados Unidos toman juramento, y está rodeado de muchas festividades. Según la tradición estadounidense y la enmienda constitucional, Biden jurará su cargo a las 12:00 h del 20 de enero en Capitol Hill, Washington, D.C.

¿Qué podemos esperar de los mercados tras la toma de posesión de Joe Biden? Echemos un vistazo a cómo se han comportado los mercados tras anteriores tomas de posesión, cómo se han comportado las acciones en el periodo comprendido entre las elecciones y la toma de posesión, y qué ha ocurrido durante los primeros cientos de días en el cargo de un nuevo presidente.


Su capital está en riesgo. Podrían aplicarse otros cargos.

Cómo afectan los nuevos presidentes al mercado de valores estadounidense

En los días posteriores a la victoria de Biden, la incertidumbre existente al final de las elecciones, junto con los informes positivos de las pruebas de fase tardía de la vacuna contra la COVID-19, impulsaron al índice SPX500 un poco más del 5 %. Esta ganancia en realidad supuso la mejor semana del índice tras unas elecciones en, al menos, cuatro décadas.

Si miramos el periodo comprendido entre el día de las elecciones y la toma de posesión de la presidencia, podemos ver que los mercados subieron claramente más en los meses previos a la toma de posesión del presidente Donald Trump que a las de otros presidentes electos.  Las promesas de recortes fiscales que impulsarían el crecimiento llevaron al SPX500 a subir un 5,8 %.

En general, los mercados han acogido positivamente a los nuevos presidentes. El índice SPX500 ha registrado ganancias durante los primeros 100 días de ocho de los últimos diez mandatos presidenciales. Pero esto no se debe necesariamente a la toma de posesión. El índice, en ese período, siempre ha registrado un rendimiento más alto en la mayoría de los casos, independientemente de si se trataba de un nuevo presidente o de un segundo mandato.

¿Y qué hay de la toma de posesión de Biden?

La transición entre administraciones cuando un nuevo presidente toma posesión de su cargo es siempre un asunto delicado, especialmente cuando la transferencia del poder tiene lugar entre partidos políticos distintos. Pero esta vez tenemos las complicaciones añadidas de una pandemia, que afecta enormemente a la economía y limita las medidas que, de otro modo, podrían adoptarse para estimularla en tiempos de una recesión normal. A esto se añade la reticencia de Trump a renunciar a su cargo y las quejas de Biden de que su entrada en la Casa Blanca se está viendo «obstaculizada», en vez de mostrarse un espíritu de cooperación.

Nuevas esperanzas para la administración entrante

Sin embargo, no todo resulta sombrío. Es probable que la Reserva Federal continúe prestando un gran apoyo a los mercados al comienzo de la presidencia de Biden, como lo ha hecho durante la mayor parte de 2020, lo que a su vez seguiría aumentando la confianza de los inversores. 

En cuanto a la COVID-19, Biden ya ha demostrado tener un enfoque más práctico hacia la pandemia que Trump. El presidente electo, y su vicepresidenta electa Kamala Harris, se han puesto la vacuna antes que Trump. A diferencia de su predecesor, Biden se ha mostrado más dispuesto a adoptar medidas durante sus primeros 100 días como presidente, incluida la distribución de 100 millones de vacunas, la apertura de la mayoría de las escuelas de educación primaria y la promoción activa del uso de las mascarillas entre todos los estadounidenses. 

También hay esperanzas de mejorar las relaciones entre EE. UU. y China, pues Biden ha declarado que la política comercial será un «pilar crítico» de la política exterior de su administración. 

La extraordinaria incertidumbre que rodeará al presidente Biden el 20 de enero hará que los inversores estén muy atentos. De hecho, hay muchas especulaciones y muchas preguntas sin respuesta. No obstante, a largo plazo, el mercado de valores estadounidense tiende a subir independientemente de quién ocupe el cargo. 


La política de cero comisiones significa que el agente de corretaje no cobra ninguna comisión al abrir o cerrar una operación, pero no se aplica a posiciones apalancadas o de venta corta. En cambio, podrían aplicarse otros cargos. Su capital está en riesgo. Si desea más información, visite etoro.com/trading/fees

 

117 Vistas