Avner Meyrav
De Avner Meyrav
693 Vistas

¿Presenta la actual tendencia bajista del petróleo una oportunidad de inversión?

La tendencia bajista global del petróleo registrada en abril de 2020 no ha tenido precedentes. Se batieron varios récords, incluyendo mínimos históricos, e incluso algunos contratos llegaron a cotizar en valores negativos. La catástrofe en los mercados del petróleo se debió a varios factores, el más destacado de los cuales es la pandemia de coronavirus, que llevó la demanda a casi paralizarse. No obstante, como suele ser el caso en las tendencias bajistas, algunos inversores a corto y a largo plazo las consideran una oportunidad en lugar de una crisis.

El telón de fondo de la crisis

Durante el primer trimestre de 2020, el petróleo se vio afectado por dos factores principales. El primero fue la pandemia de coronavirus, que llevó al cierre de numerosas fábricas, cancelación de vuelos, miles de millones de personas en todo el mundo confinadas en sus hogares, y muchas otras causas que redujeron la demanda de petróleo. El segundo factor fue la guerra de precios entre dos de los mayores productores de petróleo, Arabia Saudí y Rusia, que terminó cuando ambas partes firmaron un histórico acuerdo para reducir la producción en casi 10 millones de barriles al día.

Estos dos factores combinados condujeron a una tendencia bajista sin precedentes en el mercado del petróleo, que finalmente disminuyó tanto los precios que hasta algunos contratos llegaron a cotizar en valores negativos. Al experimentar fluctuaciones de dos dígitos a diario en los precios, pues bajaban, luego se recuperaban y después volvían a caer, muchos inversores intentaron sacar provecho de la situación y generar beneficios a corto plazo. Al mismo tiempo, algunos inversores, que tenían la certeza de que el mercado finalmente se recuperaría, lo consideraron como una oportunidad para comprar petróleo con un descuento.

El equilibrio geopolítico del poder

El petróleo es una gran fuente de energía en el mundo, tanto en sentido literal como figurado. Como una parte significativa de la energía mundial procede del petróleo, los países que lo producen conservan una determinada cuota de poder político. No obstante, como la demanda se paralizó y las reservas comenzaron a desbordarse, la influencia que ejercen estos países ha menguado considerablemente.

Además, muchos de estos productores dependen financieramente del petróleo. Países como Canadá, Irán, Rusia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos generan una gran parte de su PIB del oro negro. Aunque algunos países cuentan con otras fuentes de ingresos, otros son casi completamente dependientes del petróleo, lo que les pone en graves apuros cuando se desploman los mercados de todo el mundo.

¿Cómo se vuelven negativos los precios?

Aunque suene muy simple, el proceso de comprar y vender petróleo en el mercado, en cambio, no lo es tanto. Hay numerosos contratos de futuros, ETF y otros derivados que afectan y se ven afectados por el precio de diversos tipos de petróleo. Por ejemplo, algunos contratos tratan de prever el precio del petróleo del mes siguiente, mientras que otros cuentan con fechas de vencimiento más amplias. Algunos ETF combinan varios contratos de futuros e incorporan acciones de empresas energéticas a la mezcla. eToro ofrece una amplia variedad de estos productos, como petróleo al contado, portafolios ya preparados, ETF, futuros, y más.

Los contratos de futuros son una de las razones por las que los precios se volvieron negativos. Muchos de quienes compran esos contratos en realidad no buscan tener los barriles en propiedad cuando venza el contrato. Sencillamente los venden antes de que venza el contrato con la esperanza de obtener beneficios. Sin embargo, cuando no hay absolutamente ningún comprador, y estos titulares de contratos temen recibir los barriles que en realidad han comprado, llegan a ofrecer dinero por desembarazarse de estos contratos, lo que da lugar a los precios negativos.

Un fenómeno similar tuvo lugar en la industria de producción de petróleo, pues algunos productores que alcanzaron la capacidad máxima de almacenamiento, estuvieron dispuestos a pagar a sus clientes para que se llevaran el exceso de petróleo.

¿Adónde se dirige el petróleo?

La respuesta resumida es «nadie lo sabe». Por una parte, el impacto del coronavirus en sectores como el de los viajes no ha terminado ni mucho menos, y aún podría transcurrir mucho tiempo hasta que la demanda global de petróleo se recupere a los niveles anteriores al coronavirus. Por otra parte, aunque la energía renovable cada vez se utiliza más, sigue estando muy lejos de poder satisfacer las necesidades energéticas del mundo, lo que significa que la demanda de petróleo va a continuar.

Además, superpotencias como Estados Unidos y Rusia, que necesitan que se recuperen los precios del petróleo para mantener sus PIB, podrían intervenir para garantizar la supervivencia de esta industria. Al mismo tiempo, las corporaciones petroleras lo ven como una oportunidad para efectuar fusiones y adquisiciones, y así, reestructurar la industria del petróleo.

Invertir en el mercado del petróleo

Como se ha mencionado anteriormente, la situación actual puede considerarse tanto una crisis como una oportunidad. Para quienes lo consideren como una oportunidad para entrar en el mercado del petróleo, eToro ha creado el CopyPortfolio OilWorldWide. Esta estrategia de inversión gestionada ofrece a los inversores exposición diversificada tanto a destacadas compañías petrolíferas como a selectos derivados de petróleo. Este portafolio está disponible en eToro y los inversores ya pueden añadirlo a sus listas de vigilancia.

Algunos creen que el mercado del petróleo nunca será el mismo, y puede que estén en lo cierto. No obstante, a medida que la pandemia de coronavirus se vuelva más controlable y se consoliden las potencias en el mercado del petróleo, es posible que este mercado emerja aún más fuerte.

693 Vistas