Avner Meyrav
De Avner Meyrav
2309 Vistas

Inversión a corto y a largo plazo durante el COVID-19: datos objetivos

La pandemia global del COVID-19 (coronavirus) es una catástrofe de una inmensa magnitud. Junto al impacto social del virus, el impacto financiero de la pandemia también es evidente. En eToro, han aparecido algunos datos interesantes sobre cómo reaccionan los inversores a corto y a largo plazo a una crisis así.

El 62% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando invierten a través de CFD con este proveedor. Debe considerar si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

El coronavirus ha provocado muchos fenómenos financieros que o no tienen precedentes o no han tenido lugar desde hace décadas. En este artículo echaremos un vistazo a parte de la información interna de eToro para extraer y comentar puntos de datos que muestran cambios de comportamiento.

Mayor actividad en eToro

Como muchos gobiernos impusieron diversas formas de confinamiento en sus respectivos países, miles de millones de personas en todo el mundo se vieron afectadas y obligadas a quedarse en casa. Además, los efectos financieros crecientes del virus han provocado un mayor interés en los mercados globales por parte de muchas personas en todo el mundo. Esto ha resultado enormemente evidente en eToro, pues hemos presenciado un mayor incremento de actividad desde el auge de las criptomonedas en el periodo 2017-2018.

Como se puede ver arriba, las posiciones nuevas abiertas en eToro se han multiplicado por cinco desde que comenzaron las noticias del nuevo virus.

¿En qué están invirtiendo los usuarios de eToro?

La comunidad de eToro es muy diversa, pues engloba a millones de usuarios de más de 140 países del mundo. Aunque algunos activos y algunas clases de activos son más populares que otros, sigue existiendo una gran diversidad. Ahora, la pandemia global ha cambiado el foco de atención hacia activos que antes solían ser menos populares.

En un cambio de tendencia que nunca antes tuvo lugar en eToro, los índices se han convertido en la clase de activo más popular, pues representan más de un tercio de todas las posiciones abiertas. A continuación vienen las acciones, que suponen más del 30 %, y las materias primas, que mantienen su cuota proporcional de en torno al 16 %. Otro importante cambio ha ocurrido con las criptomonedas, que han pasado de ser una de las categorías principales a solo representar el 7 % de todas las operaciones.

El 62% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando invierten a través de CFD con este proveedor. Debe considerar si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Aunque las materias primas siguieron ocupando los puestos principales en marzo, se puede ver claramente en el gráfico anterior que los índices se han convertido en la nueva clase de activo a la que acudir para los inversores a corto y a largo plazo, y han enviado a las criptomonedas al final de la lista.

¿Creen los inversores en una recuperación del mercado?

Un posible indicador de la fe general en los mercados es el uso relativo de las posiciones cortas (VENTA), que suben de valor cuando un determinado activo baja. Al redactar estas líneas, parece que la mayoría de posiciones abiertas en eToro siguen siendo largas (COMPRA).

No obstante, como sugieren los datos, las posiciones cortas se han vuelto mucho más comunes, pues casi duplican en número relativo a las órdenes largas entre enero y mediados de marzo. Además, como muchos inversores nunca pensarían en usar órdenes cortas, dado su mayor riesgo potencial o por seguir una estrategia solo a largo plazo, este aumento indica que cada vez más personas tienen menos fe en los mercados hoy en día.

Sin embargo, vemos un resquicio de esperanza en forma de disminución en el porcentaje de posiciones cortas en las dos últimas semanas de marzo, lo cual coincide con el paquete de estímulo de 2,2 billones de dólares anunciado en Estados Unidos, que levantó el ánimo en Wall Street y devolvió la fe a algunos inversores.

El factor de la volatilidad

Algunos activos se han vuelto muy volátiles en los últimos meses. El oro, el petróleo y los índices han pasado de registrar fluctuaciones diarias en el precio de a veces solo algunas décimas a cifras de dos dígitos. Los inversores de eToro están muy acostumbrados a estas fluctuaciones y a menudo reaccionan abriendo posiciones cortas o largas.

Los índices quizá han presentado el cambio más profundo. De considerarse una opción de inversión a largo plazo, han pasado a ser la opción favorita de los vendedores en corto. Las órdenes cortas en los índices estadounidenses y europeos se convirtieron en la opción mayoritaria. Sin embargo, esto lo compensaron posteriormente algunas bolsas con la suspensión total de las órdenes cortas y algunos índices se recuperaron por el paquete de estímulo del gobierno.

Como muestran claramente los datos, la posición de VENTA se volvió tan popular entre los inversores en marzo que incluso llegó a superar a las órdenes de COMPRA en algunos momentos.

El oro también se vio muy afectado por la pandemia global. Este metal precioso, un activo refugio seguro al que tradicionalmente acuden los inversores en épocas de volatilidad, bajó al principio junto a otros mercados. Sin embargo, se ha recuperado desde entonces y, paralelamente, el número de órdenes cortas ha disminuido.

Los precios del petróleo han sufrido mucho durante esta crisis. El confinamiento obligado en muchos países provocó un paro en todo el mundo, que redujo en gran medida la necesidad de petróleo en estos tiempos. Esta es una de las razones por las que el oro negro alcanzó su valor más bajo en 18 años a finales de marzo.

El 62% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando invierten a través de CFD con este proveedor. Debe considerar si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Industrias que resultaron más afectadas

Aunque todos los mercados se vieron afectados, en algunos sectores el impacto fue mayor que en otros.

El sector de viajes

El sector financiero que sin duda ha perdido más es el de los viajes, que a su vez abarca varios subsectores. Algunos de ellos son el aeroespacial, el hotelero y el de líneas aéreas. Todos ellos sufrieron de lleno al azote de la pandemia.

La gráfica anterior muestra claramente que las empresas de cada subsector, en este caso, Boeing, American Airlines y Booking.com, cayeron durante la crisis del coronavirus. A pesar de una leve recuperación experimentada en las últimas dos semanas, a estos subsectores aún les queda mucho camino por recorrer.

En la categoría de venta en corto, el número relativo de posiciones de VENTA también aumentó.

El sector de «quedarse en casa»

Los cierres de fronteras, el distanciamiento social y la cuarentena autoimpuesta han llevado a que algunos sectores estén más necesitados que otros. Los envíos a casa y diversas formas de entretenimiento en el hogar, en cambio, están siendo muy demandados.

Si bien no se encuentran totalmente protegidos de la tendencia bajista global, los datos sugieren que estas empresas han sido más resilientes gracias a su capacidad para satisfacer las necesidades cruciales de las personas confinadas en casa, como la televisión en «streaming» (Netflix), las compras desde casa (Amazon) y el envío de comida (Domino’s).

Grandes farmacéuticas

No hay duda de que los ojos del mundo están puestos en las empresas farmacéuticas, con la esperanza de que puedan desarrollar un tratamiento o una vacuna para el coronavirus. Además, la necesidad de medicamentos sigue latente e incluso quizá al alza en estos tiempos.

No obstante, como muestran los datos, estas empresas también se han visto afectadas por la tendencia bajista. Aunque en un principio fue Gilead la que se recuperó por la esperanza de que desarrollara una vacuna contra el coronavirus, posteriormente fue Johnson & Johnson la que experimentó un repunte similar tras anunciar que comenzará las pruebas en humanos de su vacuna en septiembre.

Sin embargo, a pesar de verse afectadas por la tendencia bajista, el sentimiento de los inversores ha continuado siendo positivo, pues prácticamente todos los que abrieron posiciones en estas grandes empresas farmacéuticas optaron por comprar en lugar de vender.

¿Adónde se dirige el mercado?

La respuesta resumida es: nadie lo sabe. Algunos analistas creen que el mercado ya ha tocado fondo y que solo puede subir a partir de ahí, pero otros piensan que el final aún queda lejos. Algunos inversores ven esto como una oportunidad para comprar acciones con un gran descuento, mientras otros creen que deberían esperar hasta que remita la volatilidad y termine la crisis.

En cualquier caso, aquí, en eToro, continuaremos recopilando datos y enviando información periódicamente.

 Su capital está en riesgo.

2309 Vistas