Avner Meyrav
De Avner Meyrav
1747 Vistas

Los gigantes tecnológicos le están hincando el diente al negocio de la comida a domicilio

A todos nos ha pasado: estás sentado en el sofá, tienes hambre y quieres pedir comida para que te la traigan a casa. Hace diez o veinte años, las opciones eran bastante limitadas, y normalmente solía ser pizza o comida china. Sin embargo, en el mundo de hoy, hay muchas aplicaciones que te permiten pedir una gama asombrosamente variada de comida para que te la traigan a casa. Desde helados y galletas a caras comidas «gourmet», casi cualquier antojo puede satisfacerse fácilmente con solo unos toques en la pantalla del «smartphone».

Por tanto, no es de extrañar que se espere que el mercado de la comida a domicilio vaya a crecer de unos 23.000 millones de dólares en 2018 a unos 100.000 millones de dólares en 2027¹, y eso que esta previsión se realizó antes de que la pandemia de coronavirus provocara que cada vez más personas pidan comida a domicilio en línea. 

La reciente pandemia, que ha obligado a miles de millones de personas en todo el mundo a quedarse en casa, generó un enorme aumento en los pedidos de comida y productos alimentarios a domicilio, lo que ha consolidado aún más la importancia y relevancia de tales servicios tanto en circunstancias normales como anormales. 

Estimular el apetito

La tecnología es, indudablemente, el principal catalizador de esta nueva forma de consumo de alimentos. Como parte del gran sector de la tecnología alimentaria, han aparecido las plataformas de envío de comida a domicilio, gracias a la existencia de la infraestructura tecnológica que las respalda, como los «smartphones», una conectividad generalizada, GPS, y más. Junto con el giro generalizado al consumismo en línea, el mercado de la comida a domicilio de hoy implica mucha más tecnología que nunca.

Otros diversos factores también han influido en la aparición de esta digitalizada y revitalizada industria. Servicios como Amazon y Alibaba han ayudado a los consumidores a acostumbrarse a comprar casi cualquier cosa en línea. Los millennials y las próximas generaciones están habituados a una mentalidad del «aquí y ahora», no necesitan salir para ir a un restaurante, pueden hacer que les traigan a casa un montón de opciones. Esta es la razón principal de que el envío de productos alimentarios a domicilio, junto con el envío de comida a domicilio, esté creciendo con mucha rapidez y se espera que alcance un valor de 117.000 millones de dólares en 2023².

La misma generación alentó el auge de la «economía colaborativa», que, a su vez, ha permitido establecer el modelo de negocio de reparto sobre el cual se basan muchos de estos servicios. Solo hay que subirse a una bicicleta y convertirse en repartidor de comida para ganar dinero rápido. 

Las grandes empresas dan un buen mordisco

En el pasado, el envío de comida a domicilio lo organizaban los propios restaurantes o las cadenas de restaurantes. Hoy, muchas de las conexiones entre restaurantes y clientes que «comen en ellos» se realizan a través de servicios terceros, que prestan servicio a la plataforma que recibe los pedidos y a los repartidores. Existen decenas de actores que operan en distintos países del mundo, y no hubo que esperar mucho hasta que algunos nombres grandes y conocidos se unieran al pastel. El ejemplo más destacado es Uber Eats, que como sugiere su nombre, es una filial del gigante de servicios de taxi Uber

Una porción de la industria de tecnología alimentaria

En el pasado, el envío de comida a domicilio era un segmento muy poco tecnológico de la industria alimentaria. Sin embargo, hoy, es sin duda una parte del sector tecnológico alimentario en crecimiento. Como se usan tantas plataformas muy tecnológicas y orientadas a datos, el segmento contemporáneo del envío de comida a domicilio implica tanta tecnología como el de comercio electrónico. 

La tecnología alimentaria, que se relaciona con el uso de la tecnología y la innovación para, entre otros, el cultivo de cosechas, las cadenas de suministro o la impresión de alimentos en 3D, constituye una enorme industria, que se prevé que alcance los 700.000 millones de dólares dentro de 10 años. Para obtener más información sobre este sector en general, lea este artículo del blog

Llevando la comida del restaurante a su plato

Quienes deseen invertir en el envío de comida a domicilio debería echar un vistazo a algunas otras empresas, como la mencionada Uber, y GrubHub. 

Uber Eats y GrubHub 

Uber Eats es un servicio muy popular de envío de comida a domicilio, y recientemente se informó que esta empresa hizo una puja por adquirir GrubHub, su principal rival en EE.UU. Esta consolidación en la industria podría significar que en un futuro cercano, actores menores podrían verse absorbidos por los mayores y, en última instancia, veríamos un espacio ocupado enteramente por gigantes. 

Takeaway.com

La empresa holandesa Takeaway.com es un buen ejemplo. Fundada en 1999 como un servicio de envío de comida a domicilio basado en la web, ha evolucionado muchísimo desde entonces. Hoy, presta servicio en decenas de países, bajo nombres diversos, y ofrece aplicaciones móviles de envío rápido de comida a domicilio en todo el mundo.

Meituan Dianping

Fundada hace una década, Meituan Dianping es el servicio líder en China de envío de comida a domicilio, Está asociado con más de 400.000 empresas chinas. Creada originalmente como un servicio de descuentos para grupos, hoy se conoce principalmente a la empresa por su negocio de comida a domicilio. 

Delivery Hero

Otro actor europeo, Delivery Hero, con sede en Berlín, cuenta con una de las mayores redes de restaurantes de todos los servicios de comida a domicilio. Presta servicio en 39 países con casi 300.000 restaurantes y, según la empresa, recibe 1000 pedidos de comida al minuto.

Amazon

El ya gigante minorista dominante también podría hincarle el diente al sector de la comida a domicilio, pues ha invertido en la rival británica de Uber Eats, Deliveroo³, y podría estar interesada en adquirirla, según algunas informaciones. Además, la adquisición de la empresa de la cadena de supermercados, Whole Foods, junto con su extremadamente desarrollada infraestructura de envío, la convierte en un actor principal en el espacio del envío de productos alimentarios a domicilio.

Todas las empresas indicadas anteriormente forman parte del CopyPortfolio FoodTech de eToro, que ofrece a los inversores la oportunidad de invertir en una estrategia de inversión gestionada y diversificada en el espacio de la  tecnología alimentaria. Los inversores que deseen ganar exposición a esta industria debería echar un vistazo a este portafolio.

Sources:

  1. https://www.globenewswire.com/news-release/2020/04/22/2019842/0/en/Food-Delivery-Services-Market-to-Cross-98-Billion-by-2027-Assessment-of-the-Impact-of-COVID-19.html
  2. https://www.businessinsider.com/online-grocery-report
  3. https://www.theguardian.com/business/2020/apr/17/amazon-investment-in-deliveroo-cleared-by-uk-watchdog

 

Los CopyPortfolios son un servicio de gestión de inversiones que presta eToro Europe Ltd., una entidad autorizada y regulada por la Comisión del Mercado de Valores de Chipre.

Los CopyPortfolios™ no deberán considerarse como fondos cotizados, ni como fondos de cobertura.

Su capital está en riesgo.

1747 Vistas