CRISPR: la tecnología ganadora del Premio Nobel que podría curarlo todo

Imagine que pudiera editar el cáncer de su ADN de la misma manera que eliminar una palabra de un documento en su ordenador. O copiar un determinado gen y pegarlo en el cuerpo de otra persona, lo que le daría ese rasgo genético. Parece ciencia ficción, pero eso es exactamente de lo que trata la tecnología CRISPR, a cuyos inventores se les ha concedido recientemente el Premio Nobel de Química.

¿Qué es CRISPR?

En pocas palabras, CRISPR es un par de «tijeras genéticas», que le permiten cortar una determinada parte de una cadena de ADN y eliminarla o sustituirla por otra. Aunque la ciencia conoce la tecnología CRISPR (acrónimo inglés que significa repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas) desde hace bastante tiempo, las investigadoras Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna han podido utilizar este mecanismo inmune bacteriano para la edición genética.

Su descubrimiento y su investigación sobre el tema las ha convertido en ganadoras del Premio Nobel de Química de 2020. Charpentier y Doudna son investigadoras de la Unidad Max Planck para la Ciencia de los Patógenos (MPUSP, por sus siglas en inglés) en Berlín, y de la Universidad de California, Berkeley, respectivamente. Solo cinco mujeres habían ganado antes el premio Nobel en esta categoría. Su trabajo podría sentar las bases para el futuro de la atención sanitaria.

Cómo puede cambiar el futuro la edición genética CRISPR

Aún queda mucho por investigar en cuanto a CRISPR y la forma en que deben utilizarse sus posibles herramientas de edición del genoma. Sin embargo, los posibles usos de esta tecnología son enormes y asombrosos. Por ejemplo, en teoría se podría utilizar para curar enfermedades «borrando» el gen responsable de generarlas. Las enfermedades neurodegenerativas, como ELA o párkinson, podrían editarse en el código genético de una persona años antes de que se produzcan los síntomas.

Los defectos genéticos detectados en el útero podrían eliminarse antes incluso del nacimiento del bebé. Diversas formas de cáncer, alergias, diabetes y muchas otras afecciones médicas podrían eliminarse por completo. Y puede que no se detenga ahí, pues incluso su uso estético para cambiar la piel, el cabello o el color de los ojos está sobre la mesa, lo que hace que este tema, junto a su potencial ilimitado, resulte muy controvertido.

En 2020, aunque el mundo se vio paralizado por la pandemia de coronavirus, se consideró que CRISPR podría ser una tecnología idónea para las pruebas de COVID-19 con resultados rápidos.

La popularidad de CRISPR

El potencial que aporta y el entusiasmo que rodea a esta tecnología han convertido a CRISPR en uno de los temas científicos más candentes en el mundo actual. No es de extrañar, por tanto, que esta tecnología se haya adentrado en la cultura popular, y que algunos documentales de carácter convencional hayan analizado este tema, como el episodio Designer DNA del programa Explained y la serie de televisión Biohackers, ambos de Netflix, así como el galardonado documental Human Nature.

Empresas que desarrollan la tecnología CRISPR

Bristol Myers Squibb

Esta empresa farmacéutica estadounidense está muy implicada en el campo de CRISPR para el tratamiento del cáncer. En 2020, la empresa anunció un pago de 65 millones de dólares y una inversión de 15 millones de dólares en la empresa emergente Repare Therapeutics, que utiliza CRISPR para desarrollar varios tratamientos destinados a tratar y eliminar el cáncer.

Cellectis

Esta empresa francesa desarrolla tratamientos contra el cáncer utilizando CRISPR. Cellectis emplea esta tecnología para modificar las células T en donantes sanos asegurándose de que sean compatibles con el receptor. A continuación, las células de anticuerpos del donante se utilizan para atacar y destruir las células de leucemia en el cuerpo del paciente.

Editas Medicine

Esta empresa estadounidense está intentando curar una causa de la ceguera mediante el uso de CRISPR. Editas tiene intención de realizar ensayos clínicos utilizando CRISPR con el fin de tratar la amaurosis congénita de Leber, una enfermedad genética rara que produce ceguera.

Intellia Therapeutics

Esta nueva empresa se centra exclusivamente en la tecnología CRISPR. Intellia utiliza CRISPR para desarrollar tratamientos contra el cáncer, enfermedades genéticas, trastornos inflamatorios, infecciones virales, etc.

Sangamo Therapeutics

Sangamo es responsable de la primera prueba en vivo del mundo de edición genética. Entre sus numerosas actividades, la empresa está investigando tratamientos mediante CRISPR que podrían inmunizar a las personas contra el VIH.

Vertex

Esta empresa con sede en Boston lleva más de 30 años a la vanguardia de la investigación sobre el tratamiento de la fibrosis quística (FQ). Vertex no escatima a la hora de explorar nuevas formas de tratar la enfermedad, y en 2020, anunció que ha formalizado una asociación diseñada para desarrollar terapias basadas en CRISPR para la fibrosis quística.

Cómo puede afectar CRISPR a otros mercados

Aparte del obvio impacto que CRISPR causa en los sectores de la biotecnología y la tecnología médica, hay muchos otros segmentos de mercado que podrían verse afectados por CRISPR, entre los que se incluyen:

  • La industria farmacéutica: aunque las empresas que utilizan CRISPR para desarrollar nuevos tratamientos obviamente se verán afectadas por esta nueva tecnología, también influirá en otras empresas. Por ejemplo, si una solución basada en CRISPR cura la diabetes, numerosas empresas que desarrollan tratamientos contra la diabetes podrían replantearse sus modelos de negocio.
  • Seguros: en pocas palabras, si una compañía de seguros sabe con certeza que un cliente nunca contraerá una determinada enfermedad, como cáncer o párkinson, le resultará mucho más fácil ofrecer precios más bajos en las pólizas de seguros de salud y vida.
  • Industria cosmética: las industrias de cosmética de consumo y cirugía cosmética podrían verse afectadas por CRISPR. Por ejemplo, los productos y procedimientos utilizados para reducir el acné podrían quedar obsoletos.
  • Industria de suplementos nutricionales: esta industria depende en gran medida de ciertas deficiencias causadas por trastornos genéticos y de las opciones de dietas que siguen las personas.
  • Tecnología alimentaria: el uso de la ingeniería genética en los cultivos y el ganado no es un enfoque nuevo. Sin embargo, con CRISPR, estos cambios podrían realizarse de forma más rápida y precisa, y ofrecer nuevas posibilidades de obtener productos mejores y más saludables, incluyendo productos lácteos y carne.

Cómo invertir en CRISPR

Con un potencial tan increíble que puede afectar a una amplia gama de sectores, es natural que CRISPR presente muchas oportunidades de inversión. Para ofrecer a los inversores exposición a las empresas implicadas en esta tecnología, eToro ha creado el CopyPortfolio CRISPR-Tech, un portafolio de inversión temática que incluye acciones de empresas que están investigando o utilizando CRISPR. Esta estrategia inversora se centra en empresas farmacéuticas de alta capitalización y en actores puros de la tecnología CRISPR, y ofrece a los inversores una opción de inversión equilibrada a largo plazo.

Esto es un mensaje de marketing y no se debe interpretar como un consejo de inversión, recomendación personal ni oferta o solicitud para vender o comprar cualquier tipo de instrumento financiero. Este material se ha elaborado sin tener en cuenta ningún objetivo de inversión ni situación financiera en particular. Tampoco se ha elaborado de conformidad con requisitos legales o reglamentarios para promover una investigación independiente. Cualquier referencia al rendimiento pasado o futuro de un instrumento financiero, índice o paquete de productos de inversión no se debe considerar como un indicador fiable de los resultados futuros. eToro no representa ni asume responsabilidad alguna con respecto a la precisión o integridad del contenido de esta publicación, que se ha elaborado utilizando información de disposición pública.

398 Vistas