La historia de GME: cómo David venció a Goliat

El minorista de videojuegos GameStop (GME) cuenta con la acción meme más popular. La forma en que una empresa pequeña y con dificultades se convirtió en una sensación en el mercado de valores y transformó su futuro refleja el creciente poder de los inversores minoristas y cómo pueden ayudar a transformar las empresas. Esta es su historia, hasta ahora.

La lucha de fondo

GameStop era una empresa bien conocida por los consumidores, dadas sus 5500 tiendas físicas en los centros comerciales y las calles principales de los EE. UU., Canadá, Europa y Australia, donde se venden videojuegos y productos electrónicos de consumo. Ya la conocían los inversores desde su fundación en 1984, con el nombre de Babbage, y desde su salida a bolsa en 1988. Pero era pequeña y tenía problemas, y se estaba quedando atrás a medida que el sector pasaba rápidamente a un modelo de comercio electrónico en línea. Esto hizo que la compañía no fuera rentable entre 2017 y 2020, cuando el precio de sus acciones cayó a un mínimo de abril de 2020 de menos de 3 dólares por acción. Esta caída cercana al 90 % desde más de 25 dólares por acción hace solo tres años, llevó su capitalización de mercado muy por debajo de los mil millones de dólares, por lo que se convirtió en un pececillo en los mercados de valores de EE. UU. 

El pivote de la estrategia se acelera

GameStop publicó los resultados del tercer trimestre el 8 de diciembre de 2020. El mercado se centró en los problemas cada vez más frecuentes de la empresa, ya que la creciente competencia en línea se vio exacerbada por la pandemia de la COVID-19, que provocó el cierre temporal de la mayoría de sus tiendas. Sus ventas cayeron más del 30 % en comparación con el mismo período del año anterior, ya que la demanda minorista de videojuegos cayó y la compañía cerró el 11 % de sus tiendas. Esto provocó una pérdida de 63 millones de dólares y una caída del precio de la acción del 20 %. Pero el informe también destacó un aspecto positivo: el aumento de las ventas de comercio electrónico de más del 250 %, que se convertiría en el foco de atención de la empresa.

Para acelerar su estrategia de transición a las ventas en línea, la compañía nombró a tres nuevos directores el 11 de enero, que juntos habían creado el exitoso minorista de productos para mascotas en línea: Chewy (CHWY). Esto incluía a su fundador y CEO, Ryan Cohen, que había comenzado a acumular una participación del 13 % en GameStop en su camino a convertirse en su mayor accionista. Había fundado Chewy en 2011 y se lo vendió a Petsmart por 3500 millones de dólares en 2017 cuando generaba más de 2000 millones de dólares en ingresos con una participación estimada del 50 % del mercado de suministros para mascotas en línea.

El repunte coge fuerza

El precio de la acción de GameStop subió rápidamente más del 50 % tras el anuncio de que el antiguo equipo directivo de Chewy se había unido a la junta directiva. Este aumento fue consecuencia del aumento en el creciente debate sobre la empresa entre los 2 millones de suscriptores (ahora 11 millones) en el foro de mensajes en línea r/wallstreetbets.

El segundo ingrediente del repunte fue el llamado “estrangulamiento de posiciones cortas”. Esto ocurre cuando el precio de una acción sube (a menudo impulsado por la compra de inversores minoristas), lo que obliga a los inversores (por lo general, fondos de cobertura) que habían estado posicionados para que la acción cayera (estaban cortos), a tener que cambiar de rumbo y comprarla. Esto, a su vez, hace que las acciones suban aún más. Consulte nuestro artículo Qué es un estrangulamiento de posiciones cortas para obtener más información.

En el caso de GameStop, la gigantesca posición corta del fondo de cobertura alcanzó más del 100 % del total de acciones de la compañía, ya que vieron pocas razones fundamentales para que las acciones subieran y apostaban a que colapsaría. Pero el precio de la acción siguió subiendo, impulsado por la comunidad de inversores en línea, lo que obligó a los fondos de cobertura a volver a comprar sus posiciones e impulsó la subida aún más. David había vencido a Goliat.

La atención se generalizó cuando las acciones subieron. Todos, desde Elon Musk hasta Chamath Palihapitiya, tuitearon sobre la acción; los vendedores en corto, desde Citron Research hasta Melvin Capital, fueron humillados públicamente; el repunte de GameStop se debatió en la rueda de prensa de la Casa Blanca y se llegó a un acuerdo para hacer una película. El precio de la acción alcanzó un máximo intradiario de 483 $ el 28 de enero, un aumento del 2,300 % en solo un mes. Había nacido el fenómeno de las acciones meme.

Las secuelas y cómo asegurar el futuro

Posteriormente, la acción volvió a caer a 40 dólares por acción en febrero, cuando la euforia inicial en línea se desvaneció, antes de recuperarse para negociarse en un amplio rango de 150 a 300 dólares en los meses siguientes, aún muchos múltiplos por encima de su nivel de 20 dólares de principios de enero.

El creciente interés en la empresa y el aumento del precio de sus acciones permitieron a la empresa moverse para asegurar su futuro. Recaudó un total de 1700 millones de dólares en efectivo y atrajo a nuevos directivos, a medida que avanzaba para acelerar sus planes de reestructuración. Los ejecutivos de Amazon, Matt Furlong y Mike Recupero, se unieron como nuevos CEO y CFO, ya que la eliminación de la antigua administración dio lugar a la contratación de nuevos jefes de crecimiento, tecnología y operaciones.

Mientras tanto, la compañía recaudó un total de 1700 millones de dólares en efectivo mediante la venta de nuevas acciones en abril y junio para ayudar a financiar sus planes de transformación, incluidas más inversiones en nuevos productos, centros logísticos en EE. UU. y un mejor servicio al cliente, así como para financiar las pérdidas de la compañía hasta que el plan funcionara. Al mismo tiempo, Ryan Cohen consolidó su posición en la empresa y fue nombrado presidente del Consejo de administración en junio. El nivel de interés de los inversores minoristas se mantuvo muy alto en todo momento, como lo demuestra el 63 % de los accionistas de GameStop en la plataforma eToro que votaron en la junta de accionistas de junio. 

La conclusión… por ahora

Si bien el jurado aún no sabe si la transformación comercial de GameStop tendrá éxito, el impacto del fenómeno de las acciones meme no lo es. Los fondos de cobertura han sido vencidos, el nuevo poder de los inversores minoristas ha dado frutos y el precio de las acciones sigue siendo diez veces mayor que su nivel de enero de 2020, lo que ha permitido a la empresa recaudar 1700 millones de dólares en efectivo y atraer a un nuevo equipo de gestión para acelerar su transformación comercial.

3416 Vistas